Archive

Posts Tagged ‘natalie portman’

LAS HERMANAS BOLENA o Los Dos Polos del Imán


Las Hermanas Bolena (The Other Boleyn Girl), he de admitir, es una de mis películas históricas favoritas. Los personajes femeninos son todos complejos y realistas y la película gira en torno a ellos.

Los cuatro personajes de los que me gustaría hablar son Anne Boleyn (Natalie Portman), Mary Boleyn (Scarlett Johansson), Lady Elizabeth Boleyn (Kristin Scott Thomas) y finalmente Catalina de Aragón (Ana Torrent).

La protagonista indudable de este film es Anne Boleyn, brillantemente interpretado por Natalie Portman. Tanto Anne como el resto de personajes femeninos de la película representa un estereotipo de mujer presente en la sociedad moderna (y por lo visto, también en la Inglaterra de Enrique VIII). Anne es impetuosa y ambiciosa, además es la primogénita y la favorita de su padre. Desde que es una niña, recae sobre ella la responsabilidad de mejorar el status social de la familia y se le considera más fuerte y valiosa que su hermana.

Mary Boleyn, interpretado por Scarlett Johansonn, es la hermana pequeña de Anne. Es la hermana dulce y buena, que antepone la felicidad de todos los que la rodean a la suya propia. Es obediente y tranquila y admira profundamente a su hermana mayor.

Lo más interesante de la película es la interacción y competición entre las hermanas. Son profundamente diferentes, pero siguen siendo hermanas y acaban queriendo lo mismo (al menos en esencia). Mientras que Mary quiere casarse con un hombre que la quiera, no uno que tenga títulos nobiliarios, Anne exclama “el amor de un hombre no tiene valor”. Mientras que Mary quiere una vida tranquila en el campo al lado de un marido poco conocido, Anne necesita ser la mejor y vivir en la Corte.

El malvado tío de las hermanas propone a su hermano (el padre de Anne y Mary) que Anne seduzca al Rey de Inglaterra, quien tiene problemas con la reina al no poder concebir un heredero varón, y se convierta en su amante. Anne al principio está horrorizada con la idea, pero su tío sabe lo competitiva que es y le asegura que “ser la amante del Rey de Inglaterra no es para nada rebajarse” y la provoca preguntándole si acepta el reto. Anne no puede evitar sucumbir a la tentación de superar un reto y acaba convirtiendo la misión de seducir al Rey en lo único que le importa. A través de su inteligencia y competitividad, Anne consigue que un Rey traicione a su Reina, convertirse en Reina de Inglaterra, que se modifique por completo la religión de una las naciones más poderosas del mundo y que esta rompa con el resto del mundo occidental, y finalmente su propia muerte.

La diferencia fundamental entre las dos hermanas es la ambición y el escepticismo. Mientras que a Mary lo que le importa es ser feliz, a Anne lo que le importa es ser la mejor. Mary quiere amor, Anne poder. Esta diferencia intrínsecamente femenina existe en las jóvenes de hoy, que aun siendo más complejas que estos personajes, suelen decantarse por ser románticas empedernidas, querer una familia numerosa y envejecer con su marido habiendo celebrado las bodas de platino; o por ser ejecutivas agresivas, siendo las que más y mejor trabajan y las que consiguen ascender hasta la cima más alta del éxito profesional, dejando de un lado la familia y el amor.

Además de las hermanas, el personaje de su madre – Lady Elizabeth, interpretado por Kristin Scott Thomas – es increíblemente interesante. La madre actúa como una fuente de sabiduría y de reflexión, aunque finalmente es incapaz de evitar que sus dos hijas – dos polos del mismo imán – no se repelan y acaben destruyéndose. Su personaje es probablemente el más moderno y equilibrado: quiere que sus hijas tengan una buena educación, que vean mundo, que tengan las mejores oportunidades, que sean las dueñas de su futuro y que vivan con sus maridos, no para ellos. Quiere que Anne y Mary sean inteligentes e independientes, y cuando el plan de su hermano y su marido empieza a diseñarse, expresa su decepción: “Eduqué bien a mis hijas ¿y para qué? ¿Para que puedan ser intercambiadas como ganado para la diversión de los hombres?”. Es además, la fuente de sabiduría puramente femenina y es ella la que dice una de las frases más memorables de la película: “Observa a sus damas y aprende como consiguen lo que quieren de los hombres ¡No con desplantes infantiles! sino dejando que piensen que son ellos quienes mandan. En eso consiste el arte de ser mujer”.

Por último, un personaje secundario, pero importante, es el de la Reina Catalina de Aragón: una mujer elegante, sabia, tranquila y leal; una reina auténtica. Ella sabe lo que significa que las hermanas Bolena aparezcan en la corte, pero aún así tiene la elegancia de respetarlas hasta el final y de mantenerse firme ante las acusaciones del rey y la anulación de su matrimonio.

Finalmente, la película lo que plantea son dudas vitales, y especialmente femeninas: ¿se es más esclavo del amor o de la ambición?, ¿la ambición es una virtud o un defecto?, ¿son las hermanas dos polos de un mismo imán, cada una la mitad de la otra, pero para siempre rivales?

Si alguna mujer que nos lea tiene la respuesta a estas preguntas, que por favor nos las haga llegar.

El tráiler en inglés es espectacular:

Maria

NATALIE PORTMAN o La Eclosión del Equilibrio


Natalie Portman… ¿por dónde empezar? ¿qué decir de una de las más grandes actrices de su época? Como no se me ocurre una forma mejor de empezar, pues empecemos por el principio.

Natalie Hershlag, conocida en todo el mundo por su nombre artístico Natalie Portman,  nació en Jerusalén, Israel, el 9 de junio de 1981. Es una actriz americano-israelí nacida de una madre americana (que actualmente es su agente) y de un padre israelí, médico especialista en fertilidad y ginecología. En sus ancestros ya había una mujer que destacó: su bisabuela, una mujer rumana, fue espía para la Inteligencia Británica durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque sus raíces son de nacionalidades variadas, y cuenta con dos nacionalidades, Natalie Portman asegura que su corazón está en Jerusalén, y es allí dónde se siente en casa.

Natalie Portman puede demostrar que los que todavía tengan prejuicios y piensan que las actrices, o las mujeres guapas en general, son poco inteligentes, se equivocan. En 2003, Portman se graduó de Psicología en Harvard College. Además, habla inglés y hebreo y ha estudiado francés, japonés, alemán y árabe.

Su carrera artística empezó pronto: con solo cuatro años, Natalie empezó a tomar clases de ballet. Con diez años se le ofreció una oportunidad para ser una niña modelo, pero ella la rechazó: tenía muy claro que quería ser actriz. Finalmente en 1994, llegó su debut de la mano de Luc Besson en el film francés Léon. Fue entonces cuando cambió su apellido por el apellido de soltera de su abuela: Portman.

Ganó su primer Globo de Oro por su papel en la película Anywhere but Here, pero lo que realmente lanzó a Portman al estrellato fue su papel protagonista en Star Wars, como Padmé Amidala. Mantuvo una carrera variada ya que, además de superproducciones como la de la Guerra de las Galaxias, Natalie siguió haciendo teatro y apareciendo en películas independientes y de autor.

En 2006 co-protagonizó la película de culto V de Vendetta, de los hermanos Wachowski, papel que la hizo popular para una audiencia distinta. En 2008 dirigió por primera vez un corto llamado Eve sobre una joven que tiene que acompañar a su abuela a una cita romántica. Natalie Portman asegura estar fascinada por las generaciones pasadas y que para el corto se inspiró en su abuela.

Finalmente en 2011 ganó su primer Oscar por su estelar interpretación de una bailarina con tendencias esquizofrénicas y obsesivas en el film de Darren Aronofsky Cisne Negro. La actriz ahora mismo domina la cartelera con la película Sin Compromiso (No Strings Attached) y con el próximo estreno de Thor.

Por supuesto, además de ser artista, Natalie Portman apoya a una multitud de causas sociales, como la lucha por los derechos de los animales o la lucha contra la pobreza, y es abiertamente Demócrata.

Con treinta y dos películas a la espalda, finalmente, en verano de 2011 Natalie Portman incluirá una faceta más a su vida y será madre, además de esposa del coreógrafo de ballet Benjamin Millepied.

En La Mujer del Fotograma nos encanta esta mujer, íntegra, completa y polifacética. Siempre ha tenido sus principios claros y no ha dejado que el destino le dictará lo que hacer: ella ha hecho su propio camino al andar. Por eso escribo este artículo, para hacerle un pequeño homenaje a una gran actriz.

Maria

%d bloggers like this: