Archive

Posts Tagged ‘johnny depp’

PIRATAS DEL CARIBE: EN MAREAS MISTERIOSAS o La Lágrima del Fénix


La cuarta entrega de la ya clásica saga de los Piratas del Caribe, Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides), se centra en la búsqueda de la fuente de la juventud, descrita por Ponce de León.

Como siempre, Jack Sparrow busca barco y tripulación, y sin saber muy bien cómo, acaba embarcado en el Venganza de la Reina Ana, el temible barco del pirata Barba Negra. Junto a él se encuentra una asustada y curiosa tripulación y Angelica, un amorío del pasado de Jack interpretado por Penélope Cruz.

Tanto el Venganza de la Reina Ana como un barco tripulado por el Capitán Barbosa y toda una flota de barcos españoles competirán en una carrera frenética para ver quién de ellos consigue legar a la fuente de la juventud primero.
En este nuevo film los personajes femeninos son tres: las sirenas, Sirenia y Angelica.

Las sirenas son las viudas negras acuáticas; los vampiros del mar. Se esconden en las profundas aguas de la Bahía de Cabo Blanco, donde el Venganza de la Reina Ana tendrá que detenerse para intentar capturar a una de ellas y conseguir una lágrima suya; elemento esencial para el ritual que requiere la fuente de la juventud.

Las sirenas son una armada submarina peligrosa y seductora que solo necesita a los hombres para reproducirse y que se divierte seduciéndolos para, acto seguido, ahogarlos y devorarlos. Las sirenas son, por definición, mujeres, pero tienen además rasgos de femme fatale: la seducción, la belleza, y la satisfacción que les produce el engañar a sus víctimas.

Sirenia (Astrid Berges Frisbey) es la sirena que consigue atrapar la tripulación de Barba Negra y a la que secuestran para llevarla hasta la fuente de la juventud y conseguir allí su lágrima.

Aunque es como una niña, frágil, inofensiva y con cara de ángel, representa una faceta de las mujeres mucho más compleja: Sirenia representa a la mujer valiente. La mujer valiente no es la femme fatale, ni tampoco la mujer indomable ni guerrera, es simplemente aquella que nunca llora por miedo, dolor o tristeza, pero sí deja caer lágrimas por alegría y felicidad.

Finalmente está Angelica, la protagonista de la película, interpretada por Penélope Cruz. Para los que, como yo, temían que la actriz fuera a destrozar la última entrega de la magnífica saga de Piratas del Caribe, he de decir que no hace un papel terrible. Su actuación es bastante decente y el papel tiene un matiz interesante.

Angelica es exactamente el equivalente femenino de Jack Sparrow. En la película descubrimos que el pirata fue su gran amor y la traicionó y abandonó en España, después de encontrarla en un convento en Sevilla y “corromperla”. Desde entonces tienen sentimientos encontrados hacia Jack y mantienen una relación amor-odio.

Aunque es mentirosa, manipuladora e intrépida, Angelica es una niña que tuvo que crecer sola y enfrentarse a la vida sin una figura paterna que le indicara el camino. Lo que Angelica más anhela, detrás de su faceta de pirata, es tener un padre que la quiera y la valore. El rasgo de Angelica que más credibilidad aporta, y que más acerca al personaje a una mujer no ficticia es precisamente lo que la distingue de Jack Sparrow: su capacidad de sacrificio por aquellos que ama de verdad.

Como nota aparte cabe destacar el retrato que hace el film de los españoles. Aunque se reflejan con ironía algunos estereotipos del español del siglo XVIII, como por ejemplo la obsesión con el valor e incluso a destrucción de los lugares que descubrían, el retrato ha sido de hombres decididos, valientes, que reconocen el valor de sus oponentes, profundamente católicos y más poderosos que otras flotas. Me resultó agradablemente refrescante el ver una representación digna y atractiva de los españoles, que últimamente solo aparecen en el cine como una versión más cruel de los mexicanos rurales de hace tres siglos.

La película da gran importancia a los personajes femeninos y se convierte en otro gran clásico de la saga de Piratas del Caribe. Recomiendo el film a todos aquellos que disfrutaran con las primeras tres entregas, que se emocionen cada vez que oyen su banda sonora y que echen de menos al Capitán Jack Sparrow.

Como siempre, aquí dejo el link:

Maria

Advertisements

RANGO o La Lagarta Catatónica


Rango es una película de animación que narra la historia de un camaleón y su aventura a través del desierto y en un pueblo del lejano oeste. Aunque se ha orientado a un público infantil, en realidad es más apta para un público adulto o joven. El film tiene una peculiar manera de retratar a los personajes femeninos, y particularmente a Habas, la única mujer protagonista.

En realidad, Habas no es una mujer, es un lagarto hembra. Habas por lo tanto, es una lagarta, vecina de topos, búhos, zorros, y múltiples especies de lagartos. Curiosamente, de todos esos vecinos, solo cuatro de ellos son mujeres. Y más curiosamente aun, Habas es el único personaje femenino que no es un cuerpo de Barbie sin cabeza, una prostituta de bar o una secretaria francesa (que curiosamente es un zorro hembra, es decir, una zorra).

El personaje de Habas promete al principio: es una joven que está sola pero es dura y valiente. Está intentando salvar su rancho y la memoria de su padre. Desgraciadamente, su personaje no se desarrolla más que eso y nada de lo que empieza termina: su personaje se degrada a medida que transcurre la película.

Cuando Rango conoce a Habas, ella le choca por su forma segura y agresiva de mostrarse ante él, y por su forma independiente y despreocupada de dejarle tirado a unos metros del pueblo. Hasta ahí, el personaje de Habas es dueño de su destino, luchador e intrigante: desgraciadamente, en eso queda todo.

En cuanto ambos están en el pueblo, y Rango toma cada vez más importancia, el personaje de Habas se muestra inacabado y confuso; poco explorado y poco coherente.  El primer defecto de Habas es que es incapaz de controlar sus emociones o acciones. Es incapaz de aceptar que su padre era un borracho que sufrió un accidente, y cuando alguien sugiere el tema, se pone histérica. Además, de vez en cuando sufre algo parecido a espasmos catatónicos que ella excusa como “mecanismos de defensa”. Estos rasgos distintivos podrían dar mucho juego para el desarrollo de la historia, y durante toda la película se espera que contribuyan a ella, pero finalmente, resultan completamente gratuitos: las excentricidades de Habas no aportan nada y crean confusión en el espectador, quien espera un motivo para su forma de ser.

No solo su personalidad parece inútil (puesto que las personalidades de los personajes no son casuales en las películas, sino que tienen que tener algún tipo de propósito) si no que su personaje es menospreciado por la sociedad que la rodea. Aunque ella sabe desde el principio quién es el responsable de la sequía que sufre el pueblo, nadie parece darse cuenta – o a nadie parece importarle – hasta que Rango descubre lo que ella ya sabía: entonces todos ven que tenía todo el sentido del mundo. Al final de la película, no hay respuesta al porqué de sus peculiares características y tiene que ser salvada, cual indefensa damisela, por Rango.

El tratamiento de la mujer en esta película de animación dirigida a un público infantil no sigue cánones de respeto a la mujer ni es consistente con un modelo de sociedad en el que una mujer tiene un valor social equivalente al de un hombre. El humor del film es de índole sexual en muchos casos y los personajes femeninos no aportan nada a la película, ni resultan coherentes. El tratamiento de la mujer en Rango es  superficial y cliché, y opino que se ha desperdiciado la oportunidad de crear a un personaje más complejo, interesante y atractivo.

El tráiler que promete más de lo que la película finalmente ofrece:

Maria

%d bloggers like this: