Archive

Posts Tagged ‘silvia’

El Buque de los Sueños


Una película que trata realidad y ficción, historia y amor. Una película que bajo ningún concepto te puedes perder. Una de las grandes de Hollywood y de James Cameron. Una magnífica obra de arte. Una preciosa banda sonora. Unos reconocidos y jóvenes actores. Una de las más bonitas historias de amor.

Titanic

Titanic, estrenada en 1997, dirigida y escrita por James Cameron es una de las grandes películas de la historia. Un film precioso en el que dos jóvenes de distintas clases sociales se enamoran en el buque de los sueños, el Titanic.

El Titanic fue un trasatlántico inglés de lujo, el más grande de aquella época y el primero de su género. El mismo barco que se había concebido para que ni un dios pudiera hundirlo. Llevaba a los viajeros hacia América desde Inglaterra. Se hundió en su viaje inaugural, en 1912 al chocar contra un iceberg que le causó la muerte a unas 1500 personas. Una de las grandes catástrofes de la historia que se recordará siempre.

Si tú saltas, yo salto

Aunque el film está enmarcado por un contexto histórico dramático y real, la esencia del film es una historia de amor. Cameron cuenta en su película una de las más bonitas historias de amor del cine, la de Rose Dewitt Bukater (Kate Winslet) y Jack Dawson (Leonardo Dicaprio), dos jóvenes cuyos caminos se cruzan en el barco.

Rose embarca en primera clase en el Titanic rumbo a América con su madre, Ruth Dewitt Bukater, y con su prometido, Caledon Hockley (Billy Zane). Jack consigue subirse con billetes de tercera clase para volver a su país gracias a una afortunada mano de póquer. A Rose le espera una gran boda, riqueza, comodidad para su madre y una profunda infelicidad. A Jack le espera lo que el destino decida, siempre haciendo que su día cuente. Rose, chica de diecisiete años de clase alta, dominada, perdida e infeliz. Jack, joven de clase baja, positivo, lleno de vida, feliz y capaz de transmitir alegría a aquellos que le rodean. Dos mundos opuestos pero irresistiblemente compatibles.

Se conocen abordo del buque y de un certero flechazo se enamoran. Viven en tan solo unos días una preciosa historia de amor de las que nos hacen sonreír, llorar, sentir y dejarnos llevar para entrar en la época, la historia y sumergirnos por completo en el film.

Él me salvó, en todos los sentidos en los que se puede salvar a una persona

Rose es una mujer excepcionalmente valiente, fuerte y madura. Sus cualidades están escondidas bajo esa belleza y elegancia que la hacen parecer solo una chica educada, callada y obediente, aunque en su más profundo ser está llena de una gran tristeza, ansiedad y hastío.

Al conocer a Jack, se cataliza y revela la evolución del personaje femenino protagonista del film y su verdadero carácter: una mujer apasionada, valiente, fuerte, que llena la pantalla. Capaz de ser feliz y alegre. Capaz de disfrutar y vivir la vida. Capaz de dejarlo todo por amor.

Con Cal, su prometido, tiene riqueza y comodidad: seguridad tanto para ella como para su madre. Con Jack tiene felicidad y amor. En un principio, al ser una mujer responsable y no querer dejar a su madre abandonada en la pobreza, decide quedarse con Cal. No pasa mucho tiempo hasta que cambia de opinión y decide vivir la vida junto a la persona de la que se ha enamorado.

Jack, el eterno soñador y vividor. Disfruta de la vida sabiendo que esta puede acabar en cualquier momento, a la carpe diem. Un gran personaje, lleno de fuerza, amabilidad y libertad, que influye en Rose para que ella sea feliz y salga del mundo en el que está atrapada. Un hombre que la salva en todos los aspectos en los que se puede salvar a alguien.

El personaje de Rose es distinto a otros de los que he tratado en antiguos artículos pues cambia y saca lo mejor de ella al conocer a Jack. Gracias a él, le da una nueva perspectiva a la vida y se da cuenta de que su existencia no tiene por qué estar llena de lujo y comodidad y vacía de sentido, sino completa a través del amor y la felicidad inmaterial.

Dos mujeres , dos épocas

Ruth, la madre de Rose es inteligente y dañina, observadora y perversa. Obsesionada por completo con su estatus social, quiere que su hija le dé la tranquilidad y la comodidad de la riqueza que supone su matrimonio con Cal. Al dejarle su marido sin nada al morir decide aprovecharse del último recurso que le queda, su joven hija.

Ruth pertenece a una época distinta en la que los matrimonios eran por conveniencia, nunca por amor. Sin embargo, Rose, que vive su adolescencia en los comienzos de siglo XX, tiene una mentalidad distinta, abierta, moderna: le gusta el arte, la pintura, la libertad, la vida del pensamiento que trasciende lo estrictamente material. El sufragio universal femenino abrió puertas para la mujer que se encontraban hasta entonces en territorio exclusivamente masculino. Aunque despacio, las mujeres de la época empezaban a explorar sus nuevas posibilidades. Las mujeres empezaban a fumar, beber, practicar deporte y luchar por sus derechos.

No obstante, Rose estaba limitada por la mentalidad cerrada y conservadora de su madre. Pero precisamente es un hombre, Jack, el que rompe las barreras que su madre le impone.

La obra maestra de 1997

La adaptación es impoluta. Los decorados son increíbles. El vestuario despampanante: trajes de época que causan sensación, elegancia pura, la moda de comienzos de siglo. James Cameron llevó esta historia a la gran pantalla de una forma espectacular. Los decorados y el vestuario, añadidos a la excepcional y emocionante banda sonora, la fotografía con un toque de distinción, los efectos especiales – innovadores para la época – y la profesional actuación de sus protagonistas hace que los espectadores nos adentremos en la historia, nos traslademos a 1912 y nos embarquemos en el Titanic.

La obra fue la gran triunfadora de los Óscar en 1997. Fue nominada a catorce Óscar de los cuales ganó once: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Banda Sonora (de Celine Dion), Mejor Canción Original, Mejor Dirección de Arte, Fotografía, Diseño de Vestuario, Mejores Efectos Visuales, Mejor Montaje, Mejor Sonido y Mejor Edición de Sonido, convirtiéndose en la segunda película más nominada y galardonada de la historia, después de Ben-Hur y seguida por El Señor de los Anillos. Destaca la merecida nominación de la gran actriz Kate Winslet por su actuación única.

El director, James Cameron, la ha llevado de nuevo al cine este año, 2012, en el centenario de la tragedia, y esta vez en 3D; el film no ha tenido el mismo éxito que en 1997. Sin embargo, las más seguidoras y fanáticas del film (como yo) fuimos a verla y a disfrutarla en la gran pantalla como si fuera la primera vez (las más jóvenes incluso por primera vez en el cine).

Viaja un siglo atrás en el tiempo, sueña, disfruta, enamórate y déjate llevar; adéntrate en el buque de los sueños y vive la historia con los protagonistas. Un film único, histórico, la obra maestra de James Cameron y, sobre todo, una gran experiencia que nos hace disfrutar de una maravillosa trama que te hará emocionarte como nunca. Si eres de los pocos que no la ha visto, vela porque ¡merece la pena!

El tráiler del film en 3D:

Silvia

Una mujer de hierro


Meryl Streep, una de las grandes actrices de la historia. Nominada diecisiete veces a los premios Óscar, ganando en el premio a Mejor Actriz en 1982 por La Decisión de Sophie, y el premio a Mejor Actriz de Reparto en 1979 por Kramer vs Kramer.

También ha estado nominada veintiséis veces a los Globos de Oro, obteniendo dicho premio ocho veces por sus roles como Mejor Actriz de Drama, de Comedia o Musical, Miniserie o Telefilme, y como Actriz de Reparto. También cuenta con dos premios BAFTA a Mejor Actriz, dos premios Emmy, también a Mejor Actriz, y múltiples premios de festivales internacionales de cine.

Como demuestra su larga y premiada carrera, Meryl es una de las mejores actrices de la historia.

La artista nació en New Jersey, EEUU, en 1949. Hija de una artista y de un ejecutivo, la joven Meryl supo desde niña a qué se quería dedicar. A los ocho años comenzó con pequeñas funciones de teatro e inmediatamente supo que quería trabajar como actriz. Empezó a estudiar en la Universidad de Yale, y allí se dedicó a los estudios de arte dramático, música y ópera. Así fue como llegó a las pantallas esta actriz, cuyos dotes dramáticos han impresionado por todo el mundo.

Década de los 70

Comenzó trabajando en una serie televisiva llamada Holocausto. Ahí comenzó a ser reconocida y fue premiada con el Emmy a Mejor Actriz. En 1976 aparece en Julia y en el 78 fue nominada a Mejor Actriz de Reparto por su aparición en El Cazador. Pero su mayor logro llegó con Kramer vs Kramer (1979), ganando el Óscar a Mejor Actriz de Reparto.

Década de los 80

Consiguió un papel protagonista por La mujer del teniente francés y ganó un Óscar a Mejor Actriz por La decisión de Sophie, en la que interpreta a una mujer polaca que sobrevivió al Holocausto. A partir de 1984 fue nominada cuatro veces más a los premios Óscar por diferentes películas, una de ellas Memorias de África, film por el que la mayoría de sus seguidores la conoce. Su trabajo siempre ha sido exquisito en todos sus films y Memorias de África es un trabajo en el que consigue llegar al espectador gracias a su belleza, sencillez y ternura. Es un film que, si te gusta el trabajo de la actriz, bajo ningún concepto te puedes perder.

Década de los 90 en adelante

Sigue apareciendo en gran cantidad de films: La muerte os sienta tan bien, La habitación de Marvin

Fue con la nominación al Óscar por Adaptation con la que llegó a su decimotercera nominación a los premios, convirtiéndose así en la mujer más nominada de la historia. Pero las nominaciones no acabaron ahí, pues en los años siguientes se sumaron El diablo viste de Prada, La duda y Julie & Julia. Contando por ahora con diecisiete nominaciones.

Es increíble la cantidad de veces que ha sido nominada, y no es para menos. Esta actriz lo merece todo, pues es una artista de las buenas de verdad. Ha conseguido, además, compaginar su ocupada vida como actriz con un matrimonio feliz y cuatro hijos. Es todo un ejemplo a seguir de la mujer contemporánea, que equilibra el éxito profesional y el personal con suma elegancia.

Capacidad para interpretar diferentes roles

Gran cantidad de actores han opinado en alguna rueda de prensa o entrevista que uno de los papeles más complicados de interpretar es el drama. Ella ha aparecido en gran cantidad de películas dramáticas, sobre todo al comienzo de su carrera, interpretando mujeres traumatizadas por experiencias del holocausto, como en La decisión de Sophie o dramas románticos como en Memorias de África.

Pero Meryl no rechaza otros tipos de personajes. Da vida a una jefa malísima en El diablo viste de Prada, a una lesbiana fuerte y triste en Las Horas, a una madre organizando una boda para su hija y con problemas amorosos en Mamma Mia, a una gran chef en Julie & Julia, a una monja en La Duda y a una mujer madura divorciada pero atractiva en No es tan fácil. Nos ha hecho reír muchas veces, como nos ha hecho llorar otras cuantas.

Yo siempre he considerado que un buen actor es aquél que puede interpretar diferentes personalidades sin ningún problema. Aquellos actores que han podido hacer de malos y de buenos, sin ser reconocidos por trabajar siempre en el mismo género de película. Es el caso de Meryl, que ha podido aparecer en comedia, drama e incluso musical. Por eso a mí me parece una de las grandes actrices de la historia y, por lo tanto, de las más adoradas.

‘Disfruto interpretando mujeres difíciles’

Y es que a Meryl le gusta interpretar a mujeres complicadas, así afirmó ella días atrás en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Así se ha visto a lo largo de su carrera, en la que ha interpretado a madres, locas o, como en el caso de su última película, a la Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher (The Iron Lady) por la que ha conseguido su decimoséptima nominación al Óscar este año.

Compitió en la gala 84 de los Óscar del pasado febrero con otras cuatro buenas actrices: Viola Davis (The Help), Glenn Close (Albert Nobbs), Rooney Mara (The Girl with the Dragon Tattoo) y Michelle Williams (My Week With Marilyn). Finalmente les arrebató el premio por su brillante y sobrecogedora interpretación de la Primera Ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher.

Una gran actriz, admirada y adorada por muchos de nosotros. A sus sesenta y dos años sigue estupenda y profesional, y esperamos poder verla en muchas más películas y así disfrutar del esplendor y brillo que desprende en la pantalla.

-Silvia-

Todo Sobre Mi Madre


A Bette Davis, Gena Rowlands, Romy Schneider… A todas las actrices que han hecho de actrices, a todas las mujeres que actúan, a los hombres que actúan y se convierten en mujeres, a todas las personas que quieren ser madres. A mi madre.

Todo sobre mi madre es un film escrito y dirigido por Pedro Almodóvar en 1999. Trata de Manuela (Cecilia Roth), una enfermera que adora y vive para su hijo. Todo cambia en su vida cuando este fallece atropellado por un coche el mismo día de su cumpleaños al salir de la obra de teatro Un tranvía llamado deseo. Manuela decide volver a Barcelona en busca del padre de su hijo.

En Barcelona se encuentra con su antigua amiga argentina Agrado (Antonia San Juan), un travesti que se gana la vida como prostituta. También llega a conocer a la Hermana Rosa (Penélope Cruz), un chica joven que se dedica a ayudar a los demás. Manuela acaba entablando amistad también con la actriz de Un tranvía llamado deseo, Huma Rojo (Marisa Paredes) y comienza a trabajar para ella.

Como vemos, son todo mujeres en el film. Como ya he escrito antes en Volver, las mujeres en el cine de Almodóvar no pasan por las fases objeto-sujeto. Almodóvar usa a la mujer directamente como sujeto, dándole una vitalidad, fortaleza e importancia que no se ve en todas las películas protagonizadas por mujeres. La mujer llena la película, y se convierte en la protagonista por excelencia.

Las mujeres en esta película son seres fuertes, emotivos y llenos de belleza. Almodóvar dota de fuerza a sus personajes, como el valor y ánimo que da a Manuela para seguir viviendo tras la pérdida de su hijo. O la fuerza que da a Rosa para intentar recuperarse de su enfermedad.

Manuela se puede definir como una mujer amable, en la que las demás se apoyan gracias a su fortaleza. Bella, llena la pantalla con su astucia y valentía. Generosa, luchadora, valiente.

Huma representa el vacío: la fama, el éxito y la soledad. La fama solo le hace sentirse más sola y no le proporciona nada: el éxito no tiene ni olor ni sabor y, cuando te acostumbras, es como si no existiera.

Agrado representa el humor, la ternura, la amigabilidad, el pacifismo… Es una mujer espontánea, hace reír al resto aunque no estén en su mejor momento.

Rosa representa la juventud, la ingenuidad, la ternura. También la bondad, la dulzura, la generosidad. Se queda viviendo con Manuela cuando se da cuenta de que está embarazada.

Es una película llena de emociones, sentimientos, amistad, amor… y, por supuesto, es un film lleno de los temas Almodóvar: transexuales, enfermedades, homosexualidad, prostitutas…

Almodóvar estaba muy unido a su madre. Siempre ha dado mucha importancia a las madres en sus películas y todas ellas tienen algo en común: están volcadas en sus hijos y cuidan de ellos constantemente. Esto no solo lo vemos en Todo sobre mi madre, donde, al principio del film, podemos ver a Manuela con su hijo Esteban y apreciamos como cuida de él y como le respeta. También lo podemos ver en otros de sus films como ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o Volver.

Este film, uno con los que Almodóvar ha encontrado más éxito y premios internacionalmente, no solo nos habla de mujeres, si no que nos refleja la feminidad desde distintos puntos de vista, desde mujeres con distintas educaciones, sueños, pasiones y deseos, dando lugar a un film que bajo ningún concepto te puedes perder.

Dejo el tráiler para tentarte a verla, merece la pena:

Silvia

Thelma y Louise


Thelma y Louise es un film de 1991 escrito por Callie Khouri y dirigido por Ridley Scott. Unas maravillosas Geena Davis (Thelma) y Susan Sarandon (Louise) en los papeles protagonistas y un viaje que las sirve a ambas para apreciar los valores de la amistad, el amor y la libertad frente a la dominación de los hombres.

Thelma es un ama de casa y esposa frustrada de Darryl, un arquetipo de hombre machista que trata a su mujer como si fuera un ser inferior y a la cual maltrata constantemente.

Ella se encuentra en la treintena, es joven y su vida es un desastre. Depende de su marido económicamente y no se atreve nunca a llevarle la contraria en cualquier tema de conversación. No obstante, ella es feliz, bella, fuerte y optimista.

Louise trabaja de camarera en una cafetería. Lleva una vida muy enloquecida y tiene problemas con su novio, Jimmy. Louise no tiene miedo al compromiso, pero su novio, siendo músico, es de los que no quiere ningún tipo de responsabilidad, compromiso ni dependencia, pues está siempre de gira.

Louise es una mujer tremendamente fuerte, seria, bella, madura e independiente. Y esas cualidades le ayudan a defenderse y a sobrevivir en un mundo de hombres.

Ambas mujeres deciden irse de fin de semana a la montaña. El plan es olvidarse de sus problemas y centrarse en unas mini-vacaciones de relax solo para mujeres. No obstante, sus planes cambian cuando Thelma conoce a un hombre en un bar de carretera que intenta abusar de ella sexualmente. Al ver esto, Louise, sin pensárselo dos veces, saca su revólver y le mata.

Es aquí cuando empieza la historia, el viaje de estas dos mujeres hacia la libertad, la huida hacia México. El incidente se puede considerar una desgracia o un milagro para estas dos mujeres atrapadas en su amargada vida rutinaria. El escapar y dirigirse hacia lo que ellas más valoran y aprecian: la libertad, es gracias a este incidente.

Este road movie no se libra de las características propias de este género: una huida, un coche, la carretera, el paisaje, un arma y dos protagonistas que intentan encontrar un resquicio de libertad en unas vidas dominadas por el mandato de género. En este tipo del films aparecen las señas de las películas del oeste: el protagonismo de la naturaleza, el sofocante calor del desierto norteamericano, el polvo, la arena, moteles baratos y el hermoso descapotable de las protagonistas.

Todos estos elementos representan una road movie. No obstante, en road movies protagonizadas por mujeres están patentes otros dos temas de vital importancia: la violencia de género y la aparición del matrimonio como forma de dominación del hombre hacia la mujer.

Estos dos temas están muy marcados en el film: Louise sufrió una violación en el pasado, mientras que Thelma proviene de un matrimonio machista en el que existe violencia y maltrato y, además, será víctima de un intento de violación en el camino.

 Aunque el film sea una road movie en toda regla, he de decir que es una película con una gran fuerza expresiva que trata sobre un viaje en busca de libertad, en busca de aquello que anhelan y que nunca han tenido, con el objetivo de encontrarse a ellas mismas y sin separarse la una de la otra en ningún momento.

Está presente a su vez el tema ‘hombre contra mujer’. Siempre tendremos a Thelma y Louise escapando de hombres, matando a hombres, robando a hombres, engañando a hombres. Veremos grandes persecuciones en las que los perseguidores son hombres que quieren hacer que ambas vuelvan a sus antiguas, pobres e injustas vidas. Por su parte, las fugitivas no pararan hasta conseguir su libertad y no hay nada que las detenga.

La cinta contiene unas características muy notables y dignas de premio: las grandes actuaciones de Sarandon y Davis, la fotografía y, sobre todo, la trama. Lo más valioso del film es su trama, el gran mensaje que contiene bajo sus líneas. El film obtuvo un merecido Óscar a Mejor Guión Original en 1992.

Este film contiene un gran mensaje para las mujeres de hoy en día: somos lo suficientemente fuertes y valientes como para no dejarnos dominar por ningún hombre y capaces de buscar la independencia y libertad por encima de todo. El film cumple con su objetivo de denunciar los malos tratos y la injusticia hacia la mujer, y lo hace sin dejar a las dos protagonistas como víctimas, sino como grandes heroínas dignas de adoración.

Dejó el tráiler para tentarte porque es una película que bajo ningún concepto te puedes perder:

-Silvia-

¿En qué piensan las mujeres?


¿En qué piensan las mujeres? (What women want) es una película del 2000 dirigida por Nancy Meyers y protagonizada por Mel Gibson y Helen Hunt. Es una comedia romántica en la que se tratan temas muy serios y actuales: la mujer y su poder en el ámbito público y laboral, la sexualidad masculina en contra de la femenina, el machismo…

El protagonista del film es Nick Marshall (Mel Gibson), hombre de éxito en el mundo de la publicidad que cree tener el mundo a sus pies. Es el prototipo de hombre tradicional, machista, prepotente, arrogante… Todas estas características que le definen las lleva a cabo desde un punto cómico, pues muchas de las mujeres a su alrededor le odian y se alejan de él y muchas otras le encuentran atractivo.

Es el típico hombre muy seguro de sí mismo, persuasivo, ambicioso. Toda su seguridad cambia cuando su jefe, en vez de contratarle a él para un puesto superior, contrata a su nueva colega Darcy Maguire (Helen Hunt). Es entonces cuando Nick sufre un accidente del que solo mencionaré una bañera llena de agua y un secador, y empieza a escuchar lo que pasa por la mente de las mujeres.

Darcy Maguire es una mujer atractiva, inteligente, sensual, trabajadora. Una mujer hecha a sí misma, acostumbrada a abrirse camino en un mundo de hombres a través del trabajo, de su profesionalidad y de una mente brillante como publicista. Es respetuosa con todo el mundo y con sus compañeros, tanto hombres como mujeres. Es una superwoman pero a la vez, como muchas mujeres, presa de muchas inseguridades que intenta esconder. Darcy es el prototipo de mujer segura de sí misma en el ámbito profesional, pero a la vez llena de dudas que intenta ocultar con su gran ambición: el trabajo. Es una mujer plena, independiente y trabajadora.

Nick empieza a disfrutar de este don y a aprovecharse de él: pretende usar su nuevo don como arma de seducción. Finalmente le servirá para llevarse mejor con sus compañeras de trabajo, comprender mejor a las mujeres, aprender de ellas y empezar a cambiar y evolucionar. Se puede hablar de un cambio de personalidad pues Nick empieza a darse cuenta de que su trato anterior con las mujeres no era el conveniente.

Es un film que nos demuestra el miedo que tienen los hombres al poder de la mujer actual. Nick representa a ese hombre asustado ante la gran evolución de la mujer y Darcy representa al prototipo de mujer que es capaz de intimidar a un hombre retrógrado y machista. Sin embargo, esto no acaba siendo posible, pues gracias al don de Nick, es él el que acaba intimidándola a ella y copiándole sus ideas y proyectos.

Aunque Nick no lo sepa, él busca ser como Darcy: la admira, la adora, la envidia; y está dispuesto a hacer lo que sea para destacar más que ella y mostrar que los hombres valen más que las mujeres. Sin embargo, solo se engaña a sí mismo pues copiándole sus ideas está demostrando que Darcy vale mucho más que él.

Aun así, Nick se da cuenta de que las cosas no funcionan de ese modo, y su don le ayuda a apreciar más a la mujer y a entenderla. Darcy demuestra ser el personaje más fuerte del film, pues representa a una mujer que puede valerse por sí misma y que es capaz de lograr sus metas sin necesidad de copiar a nadie, a diferencia de Nick.

Aparecen otras mujeres en el film como la hija adolescente de Nick, Alex. A través de ella, Nick descubrirá preocupaciones y perspectivas que no había considerado antes.

Desde La Mujer del Fotograma apoyamos a una producción en la que vemos como un hombre machista y arrogante evoluciona empezando a apreciar y respetar más a las mujeres, como debe ser en todos los ámbitos, tanto profesionales como personales.

¡Es un film que no te puedes perder! Dejo el tráiler:

Silvia

¡Las chicas son guerreras!


Un amor no correspondido, celos, mentiras, comedia. Una historia a tres bandas en la que un hombre y una mujer son mejores amigos desde hace mucho tiempo. Sin embargo, el hombre conoce a otra mujer y se va a casar. Ahí es cuando la mejor amiga del hombre se da cuenta de que está enamorada de él y quiere recuperarle por encima de todo. Si a todo esto añadimos a Julia Roberts, Cameron Diaz y Dermot Mulroney, ya tenemos una historia divertida, entretenida y admirable.

No hay mejor ejemplo que La boda de mi mejor amigo para demostrar que las chicas son guerreras. Si el amor, los celos, un hombre y la amistad se cruzan en la vida de una mujer, esta puede luchar hasta conseguir lo que se propone.

La boda de mi mejor amigo (My best friend’s wedding) fue dirigida por P. J. Hogan y estrenada en 1997 y nos cuenta la divertida historia de dos mujeres enamoradas del mismo hombre. P. J. Hogan es capaz de dirigir esta historia a tres bandas, este triángulo amoroso, convirtiéndolo en una comedia romántica que se aleja de la típica cursilería logrando momentos de pura diversión que se enlazan con otros mucho más dramáticos.

Ellas

Julianne (Julia Roberts), o Jules para los amigos, es una profesional crítica de cocina. Conoció a Michael en la universidad y, durante un tiempo, mantuvieron una relación amorosa. Sin embargo, todo acabó en una buena amistad. Jules se entera de que Michael se va a casar y acude a su encuentro para, en apariencia, conocer a la novia y apoyar a su amigo. No obstante, lo que quiere en realidad es recuperarle y separar a los novios.

Jules representa a una mujer ambiciosa. Se da cuenta de que tuvo durante mucho tiempo a Michael en sus brazos y de que lo echó todo a perder. Ella representa a la malvada, perversa y a la vez sensual y atractiva mujer del film.

Kimberly es la veinteañera universitaria enamorada y prometida de Michael. Es una mujer joven, adorable, cariñosa, encantadora… Quiere dejar los estudios para poder pasar más tiempo con Michael y seguirle haya donde vaya. Kim representa la ingenuidad del film. Ella intenta ver lo mejor de cada persona y se fía de todos con facilidad. Es una mujer llena de bondad y diametralmente opuesta a Jules.

Aunque Kim sea ingenua y no se entere de que Jules quiere destrozar la boda, sabe perfectamente qué fue lo que pasó entre Michael y Jules, llegando a la conclusión de que ‘a Jules la tiene en un pedestal y a ella en sus brazos’. Kim piensa que Jules es la mujer perfecta que Michael adoraba pero con la que nunca consiguió igualarse. Por lo tanto, Kim cree que esa historia ya es agua pasada y que Jules no siente nada por Michael.

¿Maldad?

Jules dispone de cuatro días para destrozar la boda. Durante ese tiempo se comporta de una manera maliciosa, a veces con un toque divertido: cuando obliga a Kim a cantar en un bar de karaoke sabiendo que la pobre no tiene ni pizca de oído; y en otras ocasiones con un toque dramático e indigno: cuando hace que los novios se peleen por el trabajo de Michael.

No obstante, todas nos podemos identificar con Jules. Jules representa durante el film a un prototipo de mujer fría, seca, poco romántica. Sin embargo, nos damos cuenta de que Jules sí que está enamorada de Michael y que lo único que quiere es poder volver a tenerle en sus brazos. Todas nos podemos identificar con ella pues representa a esa mujer que se muere por recuperar al hombre que pudo tener pero que le han robado. Además es más fácil identificarse con ella debido a su situación y su forma de ser: es muy introvertida, no puede decirle a Michael que le ama y tiende a hacer cosas malas por recuperarle. Por eso es más fácil meterse en su piel pues es incapaz de decirle a Michael que le quiere, y por ello opta por intentar separar a los novios.

A lo largo del film vemos que Jules no es mala persona. Hace cosas que no debería hacer y se comporta mal, pero eso lo hace porque es una persona incapaz de abrirse a la gente y de compartir sus sentimientos ni siquiera con su mejor amigo.

Actrices

Aunque haya en el film dos mujeres bellas y profesionales que llenan la pantalla, hay que decir que Julia Roberts es la protagonista por excelencia. Bellísima, irresistible, fascinante, no intenta seducir tan solo a Michael en la pantalla, sino que seduce a todos los espectadores de una manera incontenible, absorbente y admirable. Le da el toque malvado y divertido al film.

Una comedia que nos hará reír, disfrutar e incluso llorar, y que nos mantendrá alerta durante todo su transcurso. Un film cuyo director nos muestra que la vida no es siempre de color rosa, como la pintan muy a menudo, y que los finales pueden llegar a ser felices aunque no ocurra lo más típico y aunque se rompan los tópicos.

¡Un film en el que podrás disfrutar además de una muy buena, animada y alegre banda sonora! ¿Qué harías si estuvieras enamorad de tu mejor amigo y él decidiera casarse… con otra? Dejo el tráiler para tentaros:

Silvia

Cima: una iniciativa para nosotras


Cima: Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales es una gran iniciativa que promueve y da prestigio a mujeres profesionales que se dedican al cine y a los medios audiovisuales.

Cima busca igualar a la mujer y fomentar su presencia en el medio audiovisual. Aseguran que ‘Así contribu[yen] a crear una sociedad más igualitaria y diversa’. Cima nace para cambiar la situación actual que existe en España en la que los hombres
son los que más triunfan en el campo audiovisual.

En Cima afirman que en nuestro país las películas producidas por mujeres constituyen menos del 8%, y en lo referido a mujeres que participan en guión y producción no se alcanza el 20%. El gran objetivo es cambiar esta realidad.

Cima está formado por mujeres que apoyan esta iniciativa y que se dedican al cine y a los medios audiovisuales. Está constituida por más de 200 mujeres profesionales como directoras de cine, guionistas, documentalistas, montadoras, productoras… Entre ellas están Inés París (la presidenta), Chus Gutiérrez, Patricia Ferreira… y cuentan con la participación de Icíar Bollaín, una de las grandes directoras españolas.

Entre sus muchos objetivos destacamos tres:
– Promover a la mujer en todos los campos relacionados con lo audiovisual.
– Distinguir a la mujer en la profesión.
– Preservar la igualdad de oportunidades en el acceso a los medios audiovisuales y relacionados con el cine.

En La Mujer del Fotograma apoyamos esta iniciativa formada por mujeres y dirigida a mujeres, que quiere conseguir que la mujer tenga voz y presencia en la dirección, producción y creación de la industria del cine y de los medios audiovisuales.

– En su web Cima Mujeres Cineastas podrás disfrutar de: artículos escritos por ellas en el blog Punto de vista, donde escriben sobre películas que han visto o de sus experiencias en los medios audiovisuales y podrás informarte de sus proyectos y realizaciones.
– Si les quieres visitar, la asociación se encuentra en la calle Augusto Figueroa 17, esquina con la calle Hortaleza, en Madrid. Aquí puedes ver un mapa.
– Si te quieres unir, les puedes mandar un email: cima@cimamujerescineastas.es

Silvia

%d bloggers like this: