Archive

Posts Tagged ‘madre’

Todo Sobre Mi Madre


A Bette Davis, Gena Rowlands, Romy Schneider… A todas las actrices que han hecho de actrices, a todas las mujeres que actúan, a los hombres que actúan y se convierten en mujeres, a todas las personas que quieren ser madres. A mi madre.

Todo sobre mi madre es un film escrito y dirigido por Pedro Almodóvar en 1999. Trata de Manuela (Cecilia Roth), una enfermera que adora y vive para su hijo. Todo cambia en su vida cuando este fallece atropellado por un coche el mismo día de su cumpleaños al salir de la obra de teatro Un tranvía llamado deseo. Manuela decide volver a Barcelona en busca del padre de su hijo.

En Barcelona se encuentra con su antigua amiga argentina Agrado (Antonia San Juan), un travesti que se gana la vida como prostituta. También llega a conocer a la Hermana Rosa (Penélope Cruz), un chica joven que se dedica a ayudar a los demás. Manuela acaba entablando amistad también con la actriz de Un tranvía llamado deseo, Huma Rojo (Marisa Paredes) y comienza a trabajar para ella.

Como vemos, son todo mujeres en el film. Como ya he escrito antes en Volver, las mujeres en el cine de Almodóvar no pasan por las fases objeto-sujeto. Almodóvar usa a la mujer directamente como sujeto, dándole una vitalidad, fortaleza e importancia que no se ve en todas las películas protagonizadas por mujeres. La mujer llena la película, y se convierte en la protagonista por excelencia.

Las mujeres en esta película son seres fuertes, emotivos y llenos de belleza. Almodóvar dota de fuerza a sus personajes, como el valor y ánimo que da a Manuela para seguir viviendo tras la pérdida de su hijo. O la fuerza que da a Rosa para intentar recuperarse de su enfermedad.

Manuela se puede definir como una mujer amable, en la que las demás se apoyan gracias a su fortaleza. Bella, llena la pantalla con su astucia y valentía. Generosa, luchadora, valiente.

Huma representa el vacío: la fama, el éxito y la soledad. La fama solo le hace sentirse más sola y no le proporciona nada: el éxito no tiene ni olor ni sabor y, cuando te acostumbras, es como si no existiera.

Agrado representa el humor, la ternura, la amigabilidad, el pacifismo… Es una mujer espontánea, hace reír al resto aunque no estén en su mejor momento.

Rosa representa la juventud, la ingenuidad, la ternura. También la bondad, la dulzura, la generosidad. Se queda viviendo con Manuela cuando se da cuenta de que está embarazada.

Es una película llena de emociones, sentimientos, amistad, amor… y, por supuesto, es un film lleno de los temas Almodóvar: transexuales, enfermedades, homosexualidad, prostitutas…

Almodóvar estaba muy unido a su madre. Siempre ha dado mucha importancia a las madres en sus películas y todas ellas tienen algo en común: están volcadas en sus hijos y cuidan de ellos constantemente. Esto no solo lo vemos en Todo sobre mi madre, donde, al principio del film, podemos ver a Manuela con su hijo Esteban y apreciamos como cuida de él y como le respeta. También lo podemos ver en otros de sus films como ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o Volver.

Este film, uno con los que Almodóvar ha encontrado más éxito y premios internacionalmente, no solo nos habla de mujeres, si no que nos refleja la feminidad desde distintos puntos de vista, desde mujeres con distintas educaciones, sueños, pasiones y deseos, dando lugar a un film que bajo ningún concepto te puedes perder.

Dejo el tráiler para tentarte a verla, merece la pena:

Silvia

¿Una relación imposible?


En muchos casos, cuando los hijos crecen, dejan de ver en la madre la figura confidente, de ayuda y tienden a sustituir a la familia por amigos, novios… Es cierto que madres e hijas, en muchas ocasiones, no nos llevamos bien. Esto suele surgir, sobre todo, cuando la hija está en una edad difícil y siente que nadie de su familia la entiende.

Ponte en mi lugar (Freaky Friday) es una divertida, simpática y entretenida comedia de Disney dirigida por Mark S. Waters y protagonizada por Lindsay Lohann y Jamie Lee Curtis. Estrenada en 2003 y remake del film de los años 70 ¡Qué desmadre de hija!, trata de cómo, durante tan solo un caótico viernes, una madre y su hija sobreviven a vivir con sus personalidades intercambiadas.

Anna (Lindsay Lohan) es la hija de la doctora Tess Colleman (Jamie Lee Curtis), tiene 15 años y vive para la música y para su grupo. Anna se encuentra en una mala edad: su hermano no deja de molestarla, no se entiende con su madre, un profesor le tiene manía y se siente incomprendida por todo el mundo.

Es un personaje muy real, pues representa la juventud femenina de la película. Anna es bastante negativa, punk, dura y la música es muy importante para ella. El rock and roll es su modo de liberarse de la presión y de la angustia. Ella es incapaz de entenderse con su madre y piensa que lo único que ella quiere es molestarla. Además se siente dolida pues su madre se va a volver a casar y cree que se ha olvidado de su fallecido padre.

Tess, la madre de Anna, es psicóloga; está constantemente estresada con el trabajo y con sus clientes que no la dejan vivir tranquila. Además está muy liada con todo el tema de la boda, va a presentar su nuevo libro y tiene una hija adolescente en casa a la que no puede controlar.

Lo más irónico es que Tess, por el hecho de ser psicóloga, cree que conoce el comportamiento humano a la perfección y no es así. Cree que comprende a su propia hija e intenta tratarla como a un cliente más pero, cuando surge el cambio de personalidades, se da cuenta de que estaba equivocada.

Ambas actrices, Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis representaron de manera perfecta los papeles de madre e hija, pues Lindsay era en el momento una adolescente y Jamie, a su vez, madre. ¡Pero también lo hicieron de forma divertidísima y genial Jamie como hija y Lindsay como madre!

La galleta que les dan en el restaurante chino que hace que se les cambien las personalidades es, en realidad, la galleta de la fortuna. Ninguna de las dos sabía lo dura que era la vida de la otra hasta que intercambiaron papeles y esto les sirvió a ambas para cambiar, mejorar como personas e intentar llevarse mejor la una con la otra.

Ese cambio de personalidades, aunque todos sepamos que es irreal e imposible, tiene un gran mensaje: poniéndonos en el lugar de otro o como dice la expresión ‘ponerse en sus zapatos’, podemos llegar a comprender mejor y a solucionar los problemas que haya de una manera más eficaz.

Es un film muy actual pues la relación madre-hija es universal y, en mi opinión, muy diferente a la relación padre-hijo. Las mujeres somos distintas y las peleas entre madres e hijas son muy típicas por el hecho de que no se lleguen a entender, cuando en realidad son personas muy parecidas. Es fácil identificarse con Anna si eres hija o con Tess si eres madre.

¡Yo, por ahora, solo he llegado a ser hija! Y sí que he tenido ciertos momentos en los que creía que nadie me comprendía, pues los 15 años son una edad difícil: empiezas a salir, divertirte más con los amigos que con los padres, dar más importancia a tu forma de ser, tu forma de vestir… Es una edad un poco complicada y esto lo experimenta Anna con su madre, que siente que no la comprende.

Muchas veces no nos damos cuenta de lo que dan las madres por nosotras hasta que llegamos a una avanzada edad. Tanto Tess como Anna experimentan la confusión, el miedo y la angustia en este extraño viaje, representado todo de una manera muy graciosa y entretenida, pero acaban en un punto en el que llegan a comprenderse la una a la otra por primera vez en sus vidas.

Es un film para disfrutar en familia y dirigido, ante todo, a mujeres y adolescentes, a madres e hijas. Al fin y al cabo, las historias de amor familiares son extraordinarias e increíbles y siempre contienen un gran mensaje: si eres afortunado, la familia puede serlo todo en tu vida.

¿Qué harías si despiertas en el cuerpo de tu madre? ¿O de tu hija? ¡Dejó el tráiler del film para animaros a verla porque merece la pena!

Silvia

NATALIE PORTMAN o La Eclosión del Equilibrio


Natalie Portman… ¿por dónde empezar? ¿qué decir de una de las más grandes actrices de su época? Como no se me ocurre una forma mejor de empezar, pues empecemos por el principio.

Natalie Hershlag, conocida en todo el mundo por su nombre artístico Natalie Portman,  nació en Jerusalén, Israel, el 9 de junio de 1981. Es una actriz americano-israelí nacida de una madre americana (que actualmente es su agente) y de un padre israelí, médico especialista en fertilidad y ginecología. En sus ancestros ya había una mujer que destacó: su bisabuela, una mujer rumana, fue espía para la Inteligencia Británica durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque sus raíces son de nacionalidades variadas, y cuenta con dos nacionalidades, Natalie Portman asegura que su corazón está en Jerusalén, y es allí dónde se siente en casa.

Natalie Portman puede demostrar que los que todavía tengan prejuicios y piensan que las actrices, o las mujeres guapas en general, son poco inteligentes, se equivocan. En 2003, Portman se graduó de Psicología en Harvard College. Además, habla inglés y hebreo y ha estudiado francés, japonés, alemán y árabe.

Su carrera artística empezó pronto: con solo cuatro años, Natalie empezó a tomar clases de ballet. Con diez años se le ofreció una oportunidad para ser una niña modelo, pero ella la rechazó: tenía muy claro que quería ser actriz. Finalmente en 1994, llegó su debut de la mano de Luc Besson en el film francés Léon. Fue entonces cuando cambió su apellido por el apellido de soltera de su abuela: Portman.

Ganó su primer Globo de Oro por su papel en la película Anywhere but Here, pero lo que realmente lanzó a Portman al estrellato fue su papel protagonista en Star Wars, como Padmé Amidala. Mantuvo una carrera variada ya que, además de superproducciones como la de la Guerra de las Galaxias, Natalie siguió haciendo teatro y apareciendo en películas independientes y de autor.

En 2006 co-protagonizó la película de culto V de Vendetta, de los hermanos Wachowski, papel que la hizo popular para una audiencia distinta. En 2008 dirigió por primera vez un corto llamado Eve sobre una joven que tiene que acompañar a su abuela a una cita romántica. Natalie Portman asegura estar fascinada por las generaciones pasadas y que para el corto se inspiró en su abuela.

Finalmente en 2011 ganó su primer Oscar por su estelar interpretación de una bailarina con tendencias esquizofrénicas y obsesivas en el film de Darren Aronofsky Cisne Negro. La actriz ahora mismo domina la cartelera con la película Sin Compromiso (No Strings Attached) y con el próximo estreno de Thor.

Por supuesto, además de ser artista, Natalie Portman apoya a una multitud de causas sociales, como la lucha por los derechos de los animales o la lucha contra la pobreza, y es abiertamente Demócrata.

Con treinta y dos películas a la espalda, finalmente, en verano de 2011 Natalie Portman incluirá una faceta más a su vida y será madre, además de esposa del coreógrafo de ballet Benjamin Millepied.

En La Mujer del Fotograma nos encanta esta mujer, íntegra, completa y polifacética. Siempre ha tenido sus principios claros y no ha dejado que el destino le dictará lo que hacer: ella ha hecho su propio camino al andar. Por eso escribo este artículo, para hacerle un pequeño homenaje a una gran actriz.

Maria

%d bloggers like this: