Home > Blockbusters, Iconos clásicos, Las más actuales > Ángeles y demonios – Las niñas en el cine de terror

Ángeles y demonios – Las niñas en el cine de terror

En La Mujer del Fotograma nos dedicamos a hacer un retrato de la mujer en el cine. Y no haríamos un retrato fiel si no comentáramos el papel que tienen las niñas en las películas de terror.

Los que disfruten con las películas de miedo se habrán dado cuenta de que muchos de los terroríficos protagonistas no son otros que pequeñas niñas, de apariencia angelical, pero de corazón diabólico. Como grandes representantes de estas niñas pensamos en Regan (Linda Blair), la niña de El Exorcista; Dakota Fanning en Hide and Seek; Samara (Daveigh Chase) en La Señal (The Ring); Anna Sophia Robb en La Cosecha (The Reaping); Esther (Isabelle Fuhrman) en La Huérfana (The Orphan); Drew Barrymore en Ojos de fuego (Firestarter); Jodelle Ferland en Silent Hill; la traumada adolescente Carrie…

Hicimos una encuesta entre nuestros seguidores en Facebook para saber por qué las niñas pequeñas pueden llegar a dar tanto miedo. Todas las opiniones giraban en torno a la creación de terror alrededor del concepto de contradicción: el hecho de que el mayor representante de la vida, de la felicidad, de la ternura, encarne la muerte y el horror es lo que realmente genera el terror incontrolable.

El hecho de que una cara de ángel oculte una naturaleza diabólica es profundamente simbólico: en el contexto judeocristiano, los demonios son esbirros del Ángel Caído e incluso se les puede considerar directamente ángeles caídos. Por lo tanto, la representación del mal a través de la imagen misma del bien remite a la tradición cultural de Occidente y por lo tanto se adentra en creencias y supersticiones profundas, arraigadas en el subconsciente de la audiencia, que atraviesan y perturban al espectador.

La industria cinematográfica suele usar a niños – tanto chicos como chicas – con el fin de explotar la imagen de inocencia y desestabilizar al público, pero es más común que se empleen niñas, ya que su imagen angelical puede ser aun más pronunciada que la un niño y el contraste, entre el exterior angelical y el interior perverso, aun mayor.

La contradicción se manifestó también en la encuesta en cuanto a la reacción de la audiencia a esas niñas malévolas: son personajes aparentemente vulnerables e inocentes, lo que genera en el espectador gran empatía (que más tarde lucha con la reacción de sospecha y antipatía al revelarse las intenciones del personaje).

Los encuestados estaban de acuerdo en que la explotación de la imagen de niña diabólica ayudaba a generar terror tanto visual como psíquico. Es evidente que nuestros conceptos culturales e incluso instintivos apuntan que una niña debería ser algo frágil e inocente, por lo que el terror psíquico está garantizado; pero además, al ver a niñas, en la flor de la juventud y la vida, demacradas y con aspecto cadavérico, de nuevo la información visual recibida no concuerda con la que tenemos almacenada y se genera distorsión visual, de nuevo contradicción e incluso ironía.

El romper con un estereotipo genera inestabilidad y sorpresa, lo cual juega a favor del cineasta en los films de terror. Lamentablemente, los encuestados concluían que es un recurso que ha sido explotado hasta perder su valor inicial y resultar predecible.

Por lo tanto, el recurso del personaje de niña diabólica es efectivo a diferentes niveles cognitivos y sensoriales debido a su impacto contradictorio y sorprendente, además de su concepto irónico y trágico de inocencia interrumpida. Desgraciadamente para los que adoramos el cine de terror, el recurso que generaba miedo está perdiendo sus dos claves de efectividad absoluta: la sorpresa y la inestabilidad; y remplazándolos por un guión y desencadenamiento de la historia generalmente predecible con personajes diabólicos, pero poco desarrollados.

Maria

  1. Inés
    2011/05/13 at 11:02 am

    Me ha gustado mucho este post y me parece que has dado en el clavo de la esencia de lo que es una película de terror. Me ha gustado mucho la crítica.

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: