Archive

Posts Tagged ‘familia’

Volver… tres mujeres, un secreto


Volver de Pedro Almodóvar, es una película de generaciones. Se organiza a través de tres personajes femeninos que representan las distintas generaciones de mujeres: abuelas-madres-hijas.

Este film de Almodóvar lo protagoniza Penélope Cruz, que interpreta el papel de Raimunda, una mujer atractiva y joven, casada con un obrero en paro y madre de una hija adolescente (Yohana Cobo). Los demás personajes femeninos que acompañan a Raimunda son su hermana Sole (Lola Dueñas), asustadiza y melindrosa, que se gana la vida como peluquera; la tía Paula (Chus Lampreave), ya entrada en años, que se va convirtiendo en un personaje aislado de la realidad por la soledad que la rodea en su casa de la Mancha; e Irene (Carmen Maura) personaje fantástico, madre de Raimunda y Sole, cuya aceptada pero, a la vez, dudosa muerte es uno de los dramas principales de esta película.

Como vemos el reparto es, menos alguna excepción, femenino.  Por lo tanto, la película gira en torno al mundo de la mujer. Estas mujeres que están atrapadas en relaciones convencionales, donde la figura masculina sobrepasa los límites del poder, sobreviven a través del rechazo a la realidad, que es posible gracias a su imaginación. No obstante, la continua relación que las envuelve entre realidad y fantasía, provoca desequilibrios mentales y nervios en estos personajes.

Todas estas situaciones son muy típicas en la mujer actual. Muchas veces, cuando las mujeres tienen problemas, prefieren evadirse de las situaciones que están viviendo y centrarse en otras cosas que no se relacionen con la realidad. Así se nos hace sencillo relacionarnos con estos personajes. Además, al ser una película de generaciones, es muy fácil que las espectadoras femeninas nos identifiquemos con alguna de las protagonistas: una niña que tiene madre y abuela se puede identificar con la hija de Raimunda, una abuela se puede identificar con Irene, una madre cuya hija es la ‘niña de sus ojos’ y cuya vida daría por ella, podría identificarse con Raimunda…

No obstante, después de ver a Penélope Cruz en películas internacionales, se hace raro verla interpretando a una mujer de barrio. Pero a lo largo que avanza la historia se hace fácil ponerse en su piel. El amor indefinido que siente una madre hacia su hija queda muy palpable en el film, y esto puede hacer que nos acerquemos más a Raimunda y entendamos mejor la historia. Es un film que sobre todo nos demuestra el amor familiar; la familia que es tan importante para la mujer, el amor, el perdón…El mismo Pedro Almodóvar dijo:

Volver es una película sobre la familia, y hecha en familia’.

Almodóvar nos muestra, en una sociedad semi-rural/urbana, a sus entrañables personajes femeninos que adquieren altura y reconocimiento  según avanza el film. Raimunda y Sole pasan sus días entre Alcanfor de los Infantes, un pueblecito en el que se criaron, y Madrid. Entonces podemos percibir dos tipos de ambiente: el rural y el urbano, que además, diferencian dos tipos de mujeres: la señora de pueblo que se pasa el día cotilleando y metiéndose en asuntos privados (las vecinas del pueblo); y la trabajadora, fuerte y valiente mujer de ciudad (Raimunda).

No hay que olvidar que las seis actrices principales, incluyendo a la protagonista, recibieron en conjunto el Premio a Mejor Actriz en el  Festival de Cannes en 2006.

La mujer en el cine de ALMODÓVAR no ha pasado por las fases objeto-sujeto por las que han pasado las actrices cuando se han puesto bajo la dirección de otros directores. Almodóvar usa a la mujer exclusivamente como sujeto, como protagonista de sus películas (Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo sobre mi madre). La mujer llena toda la película, tanto en el sentido visual como interpretativo, convirtiéndose en la protagonista absoluta, sin depender de ninguna manera del personaje masculino.

Así pues, Almodóvar nos sorprende con una película feminista, en la que, como en muchas otras de sus producciones cinematográficas, los temas del amor, la infidelidad, el acoso sexual, el incesto y la muerte se relacionan en una trama misteriosa e intrigante.

El tráiler aquí debajo:

Silvia

Advertisements

La decisión de Anne


La decisión de Anne es una película dirigida por Nick Cassavetes en 2009. Para aquellos que vayan a verla es recomendable, ¡no!, necesario, un buen paquete de pañuelos; incluso si eres de los que nunca lloran con las películas, puedo asegurarte que ésta te hará asomar alguna lagrimilla.

Antes de comenzar, querría lanzar unas preguntas:

Si tuvieses o tienes un hijo, ¿hasta donde llegarías para salvarle la vida?,  ¿serías capaz incluso de tener otro hijo mediante la ingeniería genética si con esto lograras mantener a tu otro hijo enfermo con vida?

Éstas interrogaciones serán contestadas  en este inolvidable film en el que se plantea un tema actual, duro y necesario.

Anne (Abigail Breslin) nació con un propósito: ser compatible con su hermana, Kate, que sufre leucemia. Cuando Anne era pequeña, sus padres le llevaban al hospital para someterla a operaciones quirúrgicas con el objetivo de donar alguno de sus órganos a Kate hasta que Anne dice basta. Es una de las escenas que más me llamó la atención: estaba toda la familia reunida en la mesa, cuando su padre, como si de una conversación natural se tratara, le obligó a donarle un riñón a su hermana. Es aquí donde Anne se revela contra las atrocidades que le están haciendo, por lo que acude a un abogado (Alec Baldwin) para ser legalmente dueña de su cuerpo.

Pero no es necesario que aquí se cuente la película, ya que sería interesante que todos la vierais para poder observar cómo la ciencia ha ido evolucionando y cómo viven familias tocadas por la desgracia. En este artículo, únicamente quiero centrarme en las dos protagonistas: Cameron Díaz que interpreta el papel de la madre desesperada, y, por supuesto Abigail Berslin, la  verdadera protagonista de esta historia.

Sara (Diaz) es una madre desesperada por salvar a su hija mayor que sufre leucemia desde los cuatro años. Cuando se entera de la enfermedad que tiene su hija, el mundo se le viene encima. En lugar de darse por vencida, intenta buscar una solución: tener un hijo artificialmente. Aquí puede demostrarse, de una manera muy inusual, el amor de una madre a un hijo.

Su vida, igual que la del resto de su familia dio un giro de ciento ochenta grados al darse cuenta de que su hija no viviría mucho tiempo. Esto explica que al personaje de Díaz se le vea siempre decaído y depresivo. Por otro lado, Anne desea desesperadamente ser libre. Por esta razón va a los juzgados y aquí se ve un deseo de libertad de una niña que tan sólo tiene once años. Aun así, a lo largo de la película, Anne da a entender que la familia es lo más importante.

Pero antes de concluir quisiera hacer especial hincapié en la relación que mantienen madre e hija. Antes de que a Kate le diagnosticaran su enfermedad, Sarah y su hija, Anne, se entendían: eran la una para la otra. De hecho, su familia era una familia feliz, sin problemas importantes, pero al caer Kate enferma todo cambió. Su madre apenas se preocupaba por sus otros hijos y solo tenía ojos para Kate (puede parecer natural dado su grave enfermedad pero esto no justifica que una madre se vuelque únicamente en uno de sus hijos). En realidad los tres hijos la necesitaban (aunque por razones completamente distintas). Desde mi punto de vista, Anne fue a los juzgados en un intento de “llamar la atención”, aunque esa no era su intención consciente.

Podríamos decir que esta película no es, de cierta manera, ficción: es la realidad de cada día. Muchas familias que pasan por esto tienden a distanciarse, pero se dan cuenta de que soportando ellos solos el dolor no les conduce a ningún sitio y es en ese momento cuando se dan cuenta de que se necesitan. En este caso, Anne todavía es una niña, y como toda niña necesita del cariño de sus padres (especialmente de la madre). Por otro lado Sarah quiere mucho a Anne pero no sabe como demostrárselo. En lugar de escucharla y hablar con ella, se distancia y deja que su hija haga lo que le conviene (ir a un juzgado para reclamar la independencia), El distanciamiento entre ambas y la lucha por saber quienes son es una etapa muy significativa de la vida de la mujer, representada de forma muy emocional en esta película: el paso de la niñez a la adolescencia y lo que significa para una madre. Quisiera terminar afirmando que la familia tiene que estar por encima de todo, como la protagonista de esta historia acaba comprendiendo.

Aquí tenéis un adelanto:

Lucía

%d bloggers like this: