Archive

Posts Tagged ‘naomi watts’

El velo pintado: la historia de Kitty Fane


El velo pintado (The Painted Veil) es una película dirigida por John Curran en 2006. Está protagonizada por Naomi Watts, Edward Norton y Liev Schrieber. Ganó el Globo de Oro en 2006 por la mejor banda sonora.

La película se centra en la vida de Kitty Fane, una jovencita muy guapa perteneciente a la alta sociedad inglesa de los años 20. Su madre, completamente clasista, era una mujer preocupada por el porvenir de su hija: Kitty estaba en la edad de casarse y de formar una familia, pero todavía no había encontrado al hombre adecuado. Las presiones de su madre provocan que Kitty vaya en busca de Walter, un hombre al que conoció en una ocasión, y acepte la proposición de casarse con él.

Durante la película Kitty posee dos personalidades claramente diferenciadas:

Por un lado está esa jovencita inglesa que comete el mayor error de su vida: al casarse con Walter, ambos se trasladan a Shangai en donde Kitty conoce a un americano del cual se enamora perdidamente, pero ella es tan ingenua que no se da cuenta de que él solo quiere jugar con ella. Su marido, que se entera del escándalo podría haberse divorciado de ella. En su lugar hace algo que sorprende a todos los espectadores: se la lleva a una de las regiones más remotas de China para intentar luchar contra una mortal epidemia de cólera. Kitty no sabe cómo reaccionar ante esto: al estar casada y bajo la responsabilidad de Walter, tiene que acatar todo lo que él le diga, pero lo que ella no sabe es que su marido lo hace por su bien y para enseñarle una lección.

Al llegar allí, Kitty comienza a experimentar un cambio en su vida y a ese cambio se le conoce como madurez. Kitty era hasta entonces una mujer egocéntrica, ingenua, en definitiva, era una niña. Lo que Walter le proporciona es la posibilidad de cambiar y de experimentar cosas nuevas, como ayudar a unas monjas  para hacerse cargo del cuidado de varios niños huérfanos. Poco a poco Kitty les va cogiendo afecto y se va dando cuenta de que en la vida hay más cosas que el verse bonita y ser coqueta.

A medida que la película avanza se observa el cambio producido en esta pareja y en especial en Kitty la cual es consciente de que lo que hizo estuvo mal y que por ello se merecía un castigo, pero ella se refería a un castigo distinto de al que Walter le estaba sometiendo. En una escena de la película Kitty, furiosa, le pregunta: “¿No me has castigado ya bastante?” Desde mi punto de vista, es una de las frases más significativas de esta película ya que en la sociedad de hoy si una mujer le es infiel a su marido, ¿qué haría él? La respuesta, sin duda, sería la de divorciarse, pero Walter, que es un hombre con clase, inventa otro método para que Kitty se vaya arrepintiendo.

Por último, quisiera decir que Kitty puede parecer una persona sin sentimientos, pero no es así. Se da cuenta, pero demasiado tarde del amor que siente por Walter, ya que gracias a él, Kitty aprendió la lección más importante de su vida: saber vivir la vida día a día ayudando a los más necesitados.

El velo pintado es una película inolvidable en el amplio sentido de la palabra: la fotografía es deslumbrante y la banda sonora conmovedora. Es una película con mucha fuerza que cuenta con un guión inteligente, sólidos actores y atractivas localizaciones.

Aquí tenéis el tráiler

Lucía

21 gramos… la fuerza y valentía de las mujeres


En muchas ocasiones las actrices han de representar papeles duros y complicados. 21 Gramos (21 Grams) es una película dirigida por el mexicano Alejandro González Iñárritu y escrita por Guillermo Arriaga, estrenada en 2003. Una película muy dura, enrevesada y complicada, pues trata de cómo un trágico accidente hace que tres vidas completamente diferentes se crucen.

En realidad, 21 Gramos no es una excepción en el estilo del director Iñárritu ni del escritor Arriaga. Trabajando juntos, siempre han realizado obras un tanto difíciles. En el 2000 estrenaron Amores Perros en la que se abordaba una desgarradora mirada a todos los rincones de México. Fue nominada al premio Óscar a Mejor Película Extranjera y obtuvo a su vez varios galardones en festivales internacionales. Su tremendo éxito llevó al director a Estados Unidos a dirigir la película de habla inglesa 21 Gramos para Universal Studios. En el Festival de Cannes de 2006 presentó Babel, donde obtuvo el premio como Mejor Director. También escrita por Arriaga, consta de cuatro historias ambientadas en Marruecos, Túnez, la frontera entre Estados unidos y México, y Japón.

Todas estas películas tratan temas relacionados con el odio, las historias entrelazadas, el tiempo, la venganza, el miedo, la locura, las desgracias, el dolor, las tragedias, el amor, la muerte… Son temas muy duros que absorben, no sólo a la película en sí, sino a todos y cada uno de los personajes, los cuales sufren todos estos males.

Aunque todas estas películas tengan un mismo estilo y sean obras muy valoradas, me centro tan solo en 21 Gramos, pues en ella tienen gran poderío las mujeres, ya que interpretan papeles muy fuertes, valientes e importantes para la historia. Son papeles admirables para la mujer de hoy en día y representan personas a las que es difícil imitar, pues no todas tenemos tanta resistencia.

Se puede decir que 21 Gramos trata de la soledad que puede llegar a sentir una persona tras una terrible tragedia, del temor que puede sufrir y de la locura que es capaz de padecer. La historia explora las emotivas vidas de tres personas cuyas vidas y destinos se unen tras un accidente de tráfico.

Por un lado se encuentra Paul Rivers (Sean Penn) y su esposa Mary (Charlotte Gainsbourg). Son una pareja inestable, su matrimonio pende de un hilo y se encuentran entre una balanza que se mueve entre la vida o la muerte. Él está mortalmente enfermo y se encuentra a la espera de un trasplante de corazón, mientras que ella espera quedarse embarazada de él mediante inseminación artificial. Un afortunado día, Paul recibe un corazón y se obsesiona con encontrar a la familia de aquel hombre que le brindó la vida.

Cristina Peck (Naomi Watts), después de haber madurado y dejado atrás su irresponsable pasado, está casada y tiene unas hijas que la adoran. Su familia es todo para ella pero un accidente de tráfico acaba con ellos, y Cristina se queda completamente sola.

Por otro lado, tenemos a Jack Jordan (Benicio del Toro) y a su esposa Marianne (Melissa Leo), un matrimonio de clase media- baja que luchan por mantener a sus dos hijos. Jack es el causante del accidente de tráfico y este trágico suceso hace que Jack y su familia sufran un tremendo cambio en su vida.

Mary, Marianne y Cristina son los personajes fuertes de la historia. Yo las veo como una sola, pues entre todas representan la vida, son luminosas y fuertes. Ellos representan la muerte en el film pues Paul está enfermo y a punto de morir, mientras que Jack con el accidente se convierte en una persona desgraciada, sin ganas de vivir.

Mary es la mujer de Paul, su ‘enfermera personal’, se encarga de él en todo momento. En los peores momentos de él, estuvo ayudándole y apoyándole. Esto representa una gran fuerza de voluntad, amor y valentía pues no todas podemos cuidar durante años a una persona enferma.

Marianne es la desgraciada y enamorada mujer de Jack. En un principio, Marianne asume la transformación de Jack de drogadicto y alcohólico en fiel Cristiano. Se deja humillar y maltratar sin hacerse nunca preguntas y sin perder su amor por él. Tras el accidente, Marianne sufre la nueva transformación de su marido y se encarga de cuidar a la familia mientras él está en la cárcel al igual que sufrir su ausencia cuando él vuelve y tener que cuidar de nuevo a la familia.

Cristina, representada por la grandiosa Naomi Watts (nominada a los Premios Óscar por su participación en el film), sufre una historia de caídas y ascensos. Ella era drogadicta y alcohólica pero gracias a su marido consigue dejar todo atrás y formar una familia y convertirse en una feliz ama de casa. Tras la muerte de todos ellos vuelve a decaer pero con asombrosa y admirable valentía vuelve a fortalecerse y a levantarse gracias a Paul. Ella sí que representa la valentía, la fuerza, la belleza y la esperanza del film.

Los tres personajes femeninos tienen en común el valor que le dan a la familia: Mary se muere por tener un hijo ya que sabe que es lo único que la puede hacer feliz, Marianne cuida de toda su familia tanto con el marido en casa como sin él y a Cristina la familia es lo que le daba paz y felicidad.

Una historia de gente desesperada, que busca con quien compartir su último momento, su último aliento. Dicen que todos perdemos 21 gramos en el momento exacto de la muerte, todos. Personajes femeninos sinceros, admirables, llenos de fuerza…No te pierdas este gran film que nos habla de cómo se pueden afrontar la muerte y la vida.

Dejo el tráiler para quién le pueda interesar:

Silvia

%d bloggers like this: