Archive

Posts Tagged ‘un sueño para ella’

Un sueño para ella


Un sueño para ella (What a girl wants) es una película dirigida por Dennie Gordon en 2003. Es un remake de la película The Reluctant Debutant (en español: Mamá nos complica la vida) de 1958.

Esta película está protagonizada por Amanda Bynes, Colin Firth, Kelly Preston y Oliver James. Amanda Bynes interpreta a Daphne Reynolds, una joven de diecisiete años que vive en Nueva York con su madre Libby. Cada año, por su cumpleaños, Daphne pedía el mismo deseo: que su padre fuera a buscarlas a Nueva York.

Al cumplir los diecisiete años, y sin conocer todavía a su padre, Daphne decide ir a Londres, ya que lo único que sabe de su padre es que es un Lord inglés.

Pero, como siempre, no quiero arruinaros esta película, si no que quiero centrarme en el papel de Daphne.

Daphne es, como ya hemos dicho, la típica adolescente americana: independiente, lista y con un gran sentido del humor. Pero, debajo de todo esto, está una chica que busca algo más: conocer a su padre. Y, para ello cruzará el océano para encontrarse con él.

Tras conocer a su padre, Daphne tendrá que convertirse en una persona completamente distinta a la que era: ahora pertenece a la estricta sociedad inglesa, y para ello, tendrá que aprender los modales que requiere su nueva posición, pero esto supondrá un reto para ella, ya que quería que su padre le aceptara como era, no que la quisiera por en lo que se había convertido.

Por otro lado, Daphne posee una personalidad muy particular: no sigue ninguna moda, le gusta ir a su aire y no le importa lo que digan de ella; a diferencia de su padre que está siempre pendiente de lo que se diga (ya que esas habladurías podrían arruinar su carrera).

Esta película encantará a aquellos adolescentes entusiastas a los que les gusta viajar, ya que Un sueño para ella nos proporcionará un paseo por el Londres más turístico y también por el más tradicionalmente aristocrático. He recogido una frase que Daphne le dice a su hermanastra en una escena de la película: “If you take your nose out of the air for one second you’ll see that you’re designer, I’m vintage. You’ve got a mansion, I’ve got a five floor walkup. You’re snotty little miss cranky pants and I go with the flow, so why would you ever think for one second that I’d ever have the same taste in guys? So here’s a little pointer for you. Get over yourself and stop trying to be my daddy’s little girl because I’m not going anywhere”.  Esta frase dice lo siguiente. “si bajaras de tu nube un minuto te darías cuenta de que tú eres de diseño y yo de mercadillo, tú vives en una mansión y yo en un quinto sin ascensor, tú eres la señorita faldita pija y yo me visto a mi aire, así que ¿cómo se te ocurre por un segundo que puedan gustarnos los mismos chicos? Seré yo quien te dé un consejo. Tírate de la moto y no pretendas ser el ojito derecho de mi padre porque no pienso ir a ninguna parte”. Con esta increíble frase nos damos cuenta de que efectivamente Daphne no es como las demás chicas. Si estuviésemos en su lugar, ¿seríamos capaces de atravesar medio mundo para ver a nuestro padre?
Para concluir, la historia que cuenta Un sueño para ella no solo significa un viaje físico para Daphne (es decir, de Nueva York a Londres) si no que es también un viaje emocional y de madurez. En palabras de Amanda Bynes “el hecho de conocer a su padre le descubre una parte de su pasado, lo que le ayuda a afrontar el futuro con una nueva perspectiva”.

Se podría decir que esta película es, de una forma u otra, la historia de una Cenicienta moderna. El film comparte con el clásico de Disney un elemento clave: ahora que Daphne tiene una madrastra y una hermanastra, éstas están decididas a hacerle la vida imposible para que su padre pueda arrepentirse de haberla conocido. Pero ni las malas jugadas que ambas le hacen a  Daphne, podrán cambiar la imagen que su padre tiene de ella.

Lucía

Advertisements

El sueño de Dennie Gordon


Dennie Gordon es una directora americana nacida en Brooklyn Center, Minessota (EEUU).

Ha dirigido películas y series de televisión entre las que se incluyen Chicago Hope; Picket Fences; Dawson CreekAlly McBeal y The Practice entre otros.

Aunque su nombre no es muy conocido (en Internet ni siquiera pude encontrar su fecha de nacimiento), ha dirigido varias películas: Joe el sucio en 2011 (Joe Dirt); Un sueño para ella en 2003 (What a girl wants) y Muévete, esto es Nueva York (New York Minute)

Dennie Gordon estudió en Yale y tras graduarse estuvo siete años trabajando en televisión y fue durante esta época en la que dirigió series tan famosas como Ally McBeal o Dawson crece.

En cuanto a los premios obtenidos, Dennie Gordon no es que haya ganado muchos, pero ganó el premio DGA a la mejor directora por su trabajo en la serie Tracey takes on en el año 2000.

Esta directora, que como ya he dicho, no es muy conocida, me llamó la atención ya que en dos de sus películas trabajó con actrices mundialmente conocidas como son las gemelas Olsen o Amanda Bynes.

Estas dos películas Un sueño para ella y Muévete, esto es Nueva York pueden ser totalmente distintas pero comparten una cosa en común: la búsqueda de la felicidad y el deseo de encontrarse a uno mismo.

En la película Un sueño para ella, Dennie Gordon cuenta con la actuación de Amanda Bynes que interpreta a Daphne, una chica que va a Inglaterra en busca de su padre, pero lo que descubre hará que su vida cambie por completo.

Sin embargo, en Muévete, esto es Nueva York, las gemelas Olsen interpretan a dos hermanas completamente distintas, que tras años viviendo juntas no se conocen en absoluto; ambas son unas extrañas para la otra.

Denie Gordon dice de sí misma: “Some of the actors I’ve worked with say I direct more like a man than a woman. I take it as a compliment” (algunos de los actores con los que he trabajado dicen que dirijo más como un hombre que como una mujer).

Esta afirmación nos puede chocar ya que en las dos películas anteriormente mencionadas los roles principales son femeninos y sus finales son los típicos: el encuentro de la felicidad. Además, es interesante que considere que su feminidad podría ser una debilidad en su trabajo y sienta que para ser directora es preferible tener una personalidad y estilo predominantemente masculinos.

Desde La Mujer del Fotograma animamos a esta directora a seguir dirigiendo películas ya que posee un gran talento para hacer que las películas lleguen a lo más hondo de las personas.

Lucía

%d bloggers like this: