Archive

Posts Tagged ‘novias’

Todas contra él


Todas contra él (John Tucker must die) es una comedia romántica juvenil dirigida por Betty Thomas en 2006 y protagonizada por Jesse Metcalfe, Brittany Snow, Ashanti, Arielle Kebbel y Sophia Bush.

Esta película es una de mis comedias preferidas ya que plasma de una manera muy especial la vida de los adolescentes en los institutos que parecen más bien una jerarquía que un centro de enseñanza.

La historia se centra en el protagonista masculino John; el chico más popular del instituto, al que todo el mundo admira e idolatra. Pero como el título de esta película dice, no todos están de acuerdo con cómo es John, y harán lo imposible para “destruirle” socialmente. Este grupo de “destrucción” está compuesto por cuatro chicas – todas pertenecientes a distintos grupos sociales – que no tienen nada en común, salvo una cosa: vengarse de John.

Brittany Snow es la verdadera protagonista femenina. Interpreta a Kate, una chica nueva del instituto que no encaja en ningún sitio. Es guapa pero completamente asocial. Inocente y con ganas de tener amigas de verdad, acepta ser la clave para llevar a cabo el plan de “destruir” a John. Su misión consiste en enamorarle para luego dejarle públicamente, lo cual para ella no supone ningún riesgo ya que no está enamorada de él. Pero a medida que avanza la película, Kate se da cuenta de que John puede llegar a gustarle de verdad.

Gracias a su madre, una mujer que cambia de novio continuamente, Kate reconoce que lo que está haciendo no está bien, pero con tal de tener amigas, es capaz de hacer lo que sea.

Como acabamos de decir, Kate es la clave de este grupo, pero ¿quiénes son el resto?

Heather interpretada por Ashanti, es la capitana de las animadoras. Es guapa, inteligente y cree que ella y John son la pareja perfecta, ya que ambos son los líderes de su grupo. Pero Heather no se esperaba que John tuviera ¡tres novias al mismo tiempo!
Heather no es otra animadora del montón, que permite que un chico la deje, si no que es ella la que tiene que tomar la iniciativa. Por ello se une al grupo de “destrucción”, sabiendo que, si bien John no va a volver con ella, al menos recibirá una lección.

Beth, interpretada por Sophia Bush, es otra de las novias. Es vegetariana, lo que para John supone “algo sexy”. Beth estaba también convencida de que John iba a ser su novio para siempre, ya que John aparentaba compartir con ella sus principios vegetarianos, algo esencial para ella, pero como a las demás, John la abandona.

Carrie, la última chica del grupo, está interpretada por Arianne Kebbel. Es la periodista del instituto, es lista, brillante y tiene muy claro cuál es su objetivo en la vida. Ella es el motor que pone en marcha el plan destructivo.

Como veis, cada una de estas chicas pertenece a grupos sociales completamente opuestos. Ésta es la táctica de John: salir con chicas que no se hablan entre sí para así tener la seguridad de que no será descubierto. Pero esto cambiará cuando las tres unan sus fuerzas para derrotarle de verdad con la ayuda de Kate.

Todas contra él, no es, en ningún caso otra “película americana”, al contrario: a primera vista, y con ese título, de hecho lo parece, pero en realidad, esta película es un reflejo de la juventud del momento. Una juventud que le da mucha importancia a las apariencias y a la popularidad, pero que a la vez no deja pisotear su integridad.

Las cuatro protagonistas, cada una a su manera, enseñan que cuando alguien te hace daño, está prohibido el sufrimiento y que lo que realmente hay que hacer es vengarse. En ninguna escena de la película vemos llorar a las chicas cuando John las deja, si no que todas acaban dándole una bofetada y creando un grupo que arruinará a John para siempre.

Pero al final se dan cuenta de que ni el grupo, ni las jugarretas que le hacen a John, pueden romper el vínculo de amistad que se ha formado entre estas cuatro chicas.

Esta película quiere enseñar que la amistad forma algo muy importante en nuestras vidas. Estas chicas, que ni siquiera se conocían, ya que todas estaban sumidas en sus grupos, acabaron siendo las mejores amigas, unas amigas con las que se puede contar… para siempre.

Aquí os dejo el tráiler:

Lucía

Advertisements

GUERRA DE NOVIAS o El Amor Verdadero


Aunque es cliché que las mujeres desde que son niñas se obsesionen con el día de su boda y con todos los maravillosos y mágicos preparativos, es una realidad para muchas chicas.

En este film, dos mujeres muy distintas, Liv Lerner (Kate Hudson) y Emma Allen (Anne Hathaway), son mejores amigas y a su vez totalmente diferentes. La película retrata dos personalidades profundamente femeninas y tremendamente actuales, y además demuestra la posibilidad de que las mujeres elijan personalidades extremas que finalmente las alejan de su naturalidad femenina.

Emma y Liv son mejores amigas desde niñas y es durante su niñez cuando comparten un momento determinante en sus vidas: sus madres (también amigas desde siempre) les llevaron al hotel The Plaza de Nueva York un soleado día de junio a tomar té. Es allí dónde presencian una preciosa boda y guardan una pequeña horquilla azul que se le cae a la novia del peinado. Ese día deciden que sus bodas serían también en junio y en The Plaza.

Lo que hace esta película interesante es el mensaje insinuado y las personalidades de Liv y Emma.

Liv es una businesswoman neoyorquina, la típica ejecutiva agresiva. Ella es la líder; es todo concentración y ambición. Es una multitasker nata, además de poderosa y con mucho éxito profesional y personal. Es guapa y se saca partido vistiendo la mejor ropa y llevando el pelo y el maquillaje siempre perfectos. Toda su imagen y su personalidad gritan: control.

Emma, al contrario que Liv, es la chica dulce, atenta y buena. Es profesora en un colegio y se deja pisotear por su colega, Deb. Está siempre pendiente de los demás y quiere que todo el mundo a su alrededor sea feliz.

Cada una, a su manera, es la mejor amiga que puede ser. Liv le hace regalos caros a Emma porque ella no puede permitírselos y además le escucha cuando ésta se queja de Deb y le impulsa a revelarse y a no dejarse pisotear. Emma, en cambio, siempre pone la felicidad de Liv antes que la suya y, como símbolo de lo que le importan los demás, no deja que Liv vea el anillo de compromiso que se han encontrado por casualidad en el armario porque cree que su novio tiene derecho a ver la cara que ella pondrá al ver el anillo por primera vez.

En mi opinión, todas las mujeres que vean la película – o lean este artículo – se identificarán con una o con la otra. Ambas representan mujeres actuales, mujeres a las que todas tendemos cuando tenemos que decir qué es importante para nosotras en la vida y a dónde queremos llegar en la vida personal y en la profesional; en definitva, cuando tenemos que definir quiénes somos.

La película usa esa identificación con un fin mayor que el de entretener con los típicos clichés femeninos: Liv representa a la mujer que siente que tiene que estar siempre un paso por delante de todo y de todos para ser valorada y para que todo salga bien. Emma siente que tiene que caer bien y ser siempre dulce y buena para que el mundo no deje de girar.  A través de la película, descubren que han de encontrar un equilibrio: Liv debe ser más humana y Emma tiene que pensar en sí misma, aunque solo sea de vez en cuando. Al fin y al cabo, se hacen más mujeres (y menos niñas). Una más femenina y la otra más masculina, pero finalmente mujeres modernas y completas. Por lo tanto, una de las lecciones de la película es que no hay que ser una mujer biónica, ni tampoco una muñeca dulce y sin espíritu: las mujeres tenemos que ser equilibradas y felices, con nuestras fortalezas y nuestras debilidades.

La otra lección que la película desprende es que, lo que realmente es importante para una niña cuando piensa en el día de su boda, no es tanto la ceremonia o el traje, si no encontrar esa persona que siempre estará a tu lado, pase lo que pase. Y lo más importante es que esa persona no tiene por qué ser tu marido o novio; a veces se crean vínculos que no pueden romperse, y puede que la persona que siempre estará a tu lado pase lo que pase, sea la que te conoce mejor que tú misma y que siempre ha estado a tu lado, pasara lo que pasara: tu mejor amiga.

Os dejo el tráiler para tentaros:

Maria

%d bloggers like this: