Archive

Posts Tagged ‘película’

Vigila quién te llama


Scream (1996) fue la primera película de terror que vi, y creo que eso la convierte en una de mis películas de horror favoritas. Está dirigida por Wes Craven y actúan en ella Neve Campbell, Courtney Cox y Drew Barrymore.

He querido hablar de esta película de terror en particular, ya que, a diferencia de otras películas de miedo, Scream puede también expresar la violencia de género.

Al comienzo de la película, nos encontramos con la actuación de Drew Barrymore, interpretando a una jovencita apasionada de las películas de terror que, tras quedarse sola en su casa, comienza a recibir extrañas llamadas de un psicópata, el cual, aprovechando sus conocimientos sobre las películas de terror, asusta a sus víctimas y engaña a la policía.

Sin embargo, quisiera puntualizar en que en esta primera saga, todos los asesinatos son de mujeres, lo que le hace diferente de las siguientes secuelas.

En este film nos encontramos a tres mujeres muy distintas:

Aunque Casey sólo sale en la pantalla unos veinte minutos, nos podemos dar cuenta de cómo es esta chica en realidad: cuando el asesino le llama las primeras veces, se lo toma como si fuera una broma y no es hasta que éste le dice algo macabro que se pone alerta. Pero Casey es terriblemente ingenua: el asesino le va sacando información sin que ella se de cuenta, como es por ejemplo, el nombre de su película favorita o el nombre de su novio… Aunque tiene diecisiete años, podría decirse que todavía es una niña: en lugar de llamar a la policía directamente, ella esperó demasiado y cuando quiso llamar, ya era demasiado tarde y no había vuelta atrás.

Por otro lado está Sydney Prescott, la verdadera protagonista de esta historia: es la más valiente, la que no se deja engañar. Ella también recibe esas llamadas, pero a diferencia de Casey, Sydney sí se lo toma en serio. Sydney es una chica que sigue atormentada por el asesinato de su madre. Esto es lo que a Sydney le ha hecho crecer y madurar, por ello cuando contesta el teléfono y escucha esa tenebrosa voz, en lugar de seguir el juego, intenta escapar y hacer todo lo posible por mantenerse a salvo.

Tatum es la última de las mujeres de las que quería hablar: ella es la mejor amiga de Sydney, pero son dos polos opuestos. Mientras que a Sydney le gusta vivir en paz y tranquila, Tatum es toda rebeldía. Su hermano es el ayudante del Sheriff por lo tanto está enterada de todo lo que va sucediendo, pero no se alarma, si no que continua su vida como si nada sucediese. En una escena de la película se está celebrando una fiesta. En realidad no es momento de asistir a celebraciones ya que con todos los asesinatos, las fiestas no tienen lugar, pero Tatum se empeña en organizar una a sabiendas de que eso puede acarrear problemas. Efectivamente, el problema surge cuando alguien es asesinado.

Quisiera decir que Scream es una película que a parte de ser “sangrienta”, contiene una de las mejores moralejas que se pueden aprender del cine: nunca te fíes de nadie.
Wes Craven (director de las Pesadilla en Elm Street), nos enseña que las apariencias siempre engañan. Por ello, en la película de Scream, hay una frase que quisiera compartir con vosotros. Dice así:
NO CONTESTES EL TELÉFONO
NO ABRAS LA PUERTA
NO INTENTES ESCONDERTE

Para concluir, quisiera decir que Scream es una película que deberíamos ver una vez en la vida. Aunque sea de terror, Scream me ha enseñado a ser más cuidadosa con lo que se dice a los extraños ya sea cara a cara o por teléfono.

¡Os animo a todos a verla!

Aquí os dejo el trailer:

Lucía

Advertisements

RANGO o La Lagarta Catatónica


Rango es una película de animación que narra la historia de un camaleón y su aventura a través del desierto y en un pueblo del lejano oeste. Aunque se ha orientado a un público infantil, en realidad es más apta para un público adulto o joven. El film tiene una peculiar manera de retratar a los personajes femeninos, y particularmente a Habas, la única mujer protagonista.

En realidad, Habas no es una mujer, es un lagarto hembra. Habas por lo tanto, es una lagarta, vecina de topos, búhos, zorros, y múltiples especies de lagartos. Curiosamente, de todos esos vecinos, solo cuatro de ellos son mujeres. Y más curiosamente aun, Habas es el único personaje femenino que no es un cuerpo de Barbie sin cabeza, una prostituta de bar o una secretaria francesa (que curiosamente es un zorro hembra, es decir, una zorra).

El personaje de Habas promete al principio: es una joven que está sola pero es dura y valiente. Está intentando salvar su rancho y la memoria de su padre. Desgraciadamente, su personaje no se desarrolla más que eso y nada de lo que empieza termina: su personaje se degrada a medida que transcurre la película.

Cuando Rango conoce a Habas, ella le choca por su forma segura y agresiva de mostrarse ante él, y por su forma independiente y despreocupada de dejarle tirado a unos metros del pueblo. Hasta ahí, el personaje de Habas es dueño de su destino, luchador e intrigante: desgraciadamente, en eso queda todo.

En cuanto ambos están en el pueblo, y Rango toma cada vez más importancia, el personaje de Habas se muestra inacabado y confuso; poco explorado y poco coherente.  El primer defecto de Habas es que es incapaz de controlar sus emociones o acciones. Es incapaz de aceptar que su padre era un borracho que sufrió un accidente, y cuando alguien sugiere el tema, se pone histérica. Además, de vez en cuando sufre algo parecido a espasmos catatónicos que ella excusa como “mecanismos de defensa”. Estos rasgos distintivos podrían dar mucho juego para el desarrollo de la historia, y durante toda la película se espera que contribuyan a ella, pero finalmente, resultan completamente gratuitos: las excentricidades de Habas no aportan nada y crean confusión en el espectador, quien espera un motivo para su forma de ser.

No solo su personalidad parece inútil (puesto que las personalidades de los personajes no son casuales en las películas, sino que tienen que tener algún tipo de propósito) si no que su personaje es menospreciado por la sociedad que la rodea. Aunque ella sabe desde el principio quién es el responsable de la sequía que sufre el pueblo, nadie parece darse cuenta – o a nadie parece importarle – hasta que Rango descubre lo que ella ya sabía: entonces todos ven que tenía todo el sentido del mundo. Al final de la película, no hay respuesta al porqué de sus peculiares características y tiene que ser salvada, cual indefensa damisela, por Rango.

El tratamiento de la mujer en esta película de animación dirigida a un público infantil no sigue cánones de respeto a la mujer ni es consistente con un modelo de sociedad en el que una mujer tiene un valor social equivalente al de un hombre. El humor del film es de índole sexual en muchos casos y los personajes femeninos no aportan nada a la película, ni resultan coherentes. El tratamiento de la mujer en Rango es  superficial y cliché, y opino que se ha desperdiciado la oportunidad de crear a un personaje más complejo, interesante y atractivo.

El tráiler que promete más de lo que la película finalmente ofrece:

Maria

%d bloggers like this: