Archive

Posts Tagged ‘julie andrews’

Érase una vez una princesa…


Princesa por sorpresa (The Princess Diaries) es una comedia de Disney de 2001 y una adaptación cinematográfica del libro The Princess Diaries escrito por Meg Cabot y publicado en el 2000. La película está protagonizada por Anne Hathaway en el papel de Mia Thermopolis y por Julie Andrews en el papel de la Reina Clarisse Renaldi.

El film nos cuenta la historia de Mia, una joven y tímida adolescente que vive en San Francisco (EEUU) junto a su madre. La vida de la joven, inteligente e insegura Mia, da un giro cuando aparece su abuela Clarisse, que le anuncia que es la futura heredera al trono de Genovia.

¿Cuántas veces hemos soñado de niñas con ser princesas? ¿Cuántas veces nos hemos puesto una corona y hemos jugado a ‘princesas y príncipes’? Todas hemos querido ser princesas alguna vez.

Sin embargo Mia, que es adolescente, no contaba con ello en sus planes. En ningún momento se le pasó por la cabeza ser princesa y menos ser la heredera al trono de un país desconocido y lejano.

Abuela y nieta

Mia es una chica muy inteligente y espabilada. Su madre está encantada con ella y se lo recuerda día a día. También tiene a su mejor amiga Lilly y al hermano de esta, que la animan y la apoyan en los momentos más complicados.

Ella, además, es tímida, insegura, se siente muy incómoda en el instituto y se pone muy nerviosa (por no decir histérica) cuando tiene que hablar en público. Muchos compañeros se ríen de ella pues es muy patosa, tiene el pelo muy rizado y siempre enredado, lleva unas gafas grandes, su look no es muy chic a comparación con el resto de compañeras del instituto…

Clarisse, la abuela de Mia, aparece de la nada para informar a Mia de que es princesa de Genovia. Ella es la madre del difunto padre de Mia y Reina de Genovia. Es una mujer bella, elegante, sabia, honesta e inteligente. Mia, en un principio, la ve como una enemiga que intenta quitarle todo para llevarle a un país desconocido y alejado, pero poco a poco empieza a llevarse bien con ella y a adorarla, como suele ocurrir entre abuelas y nietas.

Estos dos personajes forman el todo del film. Una es madura, sabia, una mujer formada; mientras que la otra es joven y aprendiz de su abuela. Ambos personajes se relacionan a su vez con las actrices: Anne Hathaway (El Diablo viste de Prada y Amor y otras Drogas) era muy joven en el momento en el que se rodó el film y tenía mucho de lo que aprender para su futura y valorada carrera profesional; mientras que la espléndida Julie Andrews (Mary Poppins y Sonrisas y Lagrimas) era, a su vez, una mujer profesional ya madura y muy realizada. ¡Ambas representan de manera estupenda el papel de abuela y nieta!

Patito feo se convierte en cisne

Muchos son los films en los que hemos visto un cambio de una chica ‘normal’ a una más femenina, educada, elegante…

El mismo director del film Garry Marshall realizó uno muy parecido a este: Pretty Woman. Esta famosísima cinta protagonizada por Julia Roberts nos contaba la historia de una prostituta que, gracias a su relación con un hombre, aprende a comportarse, cambia y se convierte en una mujer elegante, realizada y educada.

Me recuerda mucho, a su vez, a los cuentos de hadas en los que ‘el patito feo se convierte en cisne’.

Un gran cambio

La abuela de Mia decide retocarla nada más verla. Decide pulir el diamante hasta sacarle su brillo. Mia no es muy atractiva físicamente: el pelo lo tiene fatal, tiene unas cejas muy gruesas… Clarisse ya se puso a solucionar todos estos temas desde el principio del film para convertir al patito feo en cisne.

Le enseña a comportarse, andar, comer…La enseña a ser una chica bien educada y elegante. Mia aprende rápido, pues es muy inteligente y sabia, como su abuela. Así surge el cambio de chica ‘normal’ a guapa y atractiva, de chica ‘normal’ a princesa.

Pero también Mia sufre un cambio mucho más profundo y personal: madura de una manera increíble. Deja de ser una chica insegura para convertirse en una mujer formada, realizada, en una mujer que da una patada a todos sus miedos.

Como he dicho en alguna otra ocasión, las películas familiares son excepcionales, y esto es claramente una película familiar, dirigida a niñas y mujeres que quieran pasar un buen rato y aprender. En La Mujer del Fotograma nos encantan los films de Disney protagonizados por buenas actrices que interpretan mujeres sabias, honestas, buenas, jóvenes, inteligentes, maduras…

¿Qué harías si te dijeran que eres princesa? Mia tiene un gran corazón pero ¿aceptará convertirse en princesa y dejar toda su vida atrás? ¡No te pierdas este film! Dejo el tráiler para quién le pueda interesar:

Silvia

Advertisements

Sonrisas y Lágrimas


Sonrisas y Lágrimas (The sound of music) de 1965 es sin lugar a dudas una de las mejores películas del siglo XX. Está dirigida y producida por Robert Wise (1914- 2005) y protagonizada por Julie Andrews y Christopher Plummer.

Esta película, basada en el musical de Broadway ha ganado innumerables premios: nueve Óscar por mejor película, mejor director, mejor montaje, mejor banda sonora y mejor sonido. Pero también ganó dos Globos de Oro a la mejor película de comedia o musical, y por supuesto ganadora a la mejor actriz de comedia o musical: Julie Andrews.

La película está ambientada en los últimos años de 1930 en Salzburgo, Austria. En 1938, se produjo en Austria un acontecimiento que marcaría a este país para siempre: el llamado Ancshluss.

Julie Andrews hace un magnífico papel interpretando a María, una novicia que es contratada para hacerse cargo de la educación y el cuidado de los siete hijos del capitán Von Trapp, que, tras la muerte de su esposa, se convirtió en una persona amargada y antipática que mantenía a raya a sus hijos con un estilo autoritario y dominante como en sus tiempos en la Armada Imperial Austrohúngara.

Cuando María es presentada a los niños, se queda asombrada de que para llamarlos necesita usar un silbato, lo que a ella le recuerda la forma de llamar a los animales. Esto dice mucho de la personalidad de Maria, ya que ella es partidaria de que todo ha de hacerse con amor y cariño.

A medida que avanza la película, María se encariña con los niños y éstos con ella. Cuando el capitán tiene que ausentarse de Salzbugo, María y los niños se van de picnic y allí descubre que éstos poseen un don natural para cantar por lo que les enseña técnicas con las que mejorar sus voces, a la vez les proporciona la libertad que nunca han tenido.

Pero lo que define al personaje de María es la decisión que tiene que tomar, es decir, la elección entre volver al convento y hacer sus votos o seguir a su corazón y encontrar el amor.

Esta película que aparentemente es para niños, en realidad no lo es: es un film en el que  se presentan varios conflictos que requieren ser solucionados con madurez, como es el caso de la elección de María y la huida de esta familia a Suiza por cuestiones políticas.

Quisiera terminar diciendo que Sonrisas y lágrimas es una película inolvidable en la que el amor a la familia ocupa un lugar muy especial en este film.

Una de las canciones más memorables de la película:

watch?v=yjD1GJNXNdk

Lucía

%d bloggers like this: