Archive

Posts Tagged ‘mujer’

Anne Hathaway


Anne Hathaway es una actriz que ha sabido desarrollar su potencial y trepar por la escalera de Hollywood hasta convertirse en una “A-lister”. Es mundialmente conocida por su papel en Princesa por sorpresa en la que da vida a Mia Thermopolis, una adolescente americana que no acaba de encajar en el instituto y que un día descubre que es la princesa heredera de un remoto país en Europa. Aunque ya había trabajado anteriormente en televisión, especialmente en la serie  Get Real en 1999, no fue hasta la primera década del 2000 en el que la actriz dio el salto a la fama.

Durante los siguientes tres años, los papeles no dejaron de llamar a su puerta. En 2004 protagonizó dos películas que gozaron de un enorme éxito: la secuela de Princesa por sorpresa y Hechizada (Ella Enchanted). Tras estos papeles, Anne decidió probar suerte con otro tipo de papeles, dirigidos a un público adulto y ya no como papel protagonista si no de reparto, en las películas Caos y Brokeback Mountain, ambas en 2005. Pero sin  duda, y muchos estaréis de acuerdo conmigo, el papel que realmente la lanzó al estrellato internacional fue en El diablo viste de Prada (The Devil Wears Prada) donde comparte protagonismo con Meryl Streep.

El diablo viste de Prada supuso para Anne un giro en su carrera. Durante los años siguientes nos sorprendió a todos con su interpretación en La joven Jane Austen, en la que, desde mi punto de vista, borda el papel a la perfección. En 2008 y 2009 protagonizó las películas Rachel’s getting married; Pasajeros (The Passengers), un drama centrado en una psicóloga que tiene que atender a unos pacientes que acaban de sufrir un accidente de avión, un thriller sobrenatural lleno de intriga que recibió críticas lejos de favorables, y Guerra de novias.

Avanzamos un año más y en 2010 formó parte del reparto Historias de San Valentín, junto a actores mundialmenteconocidos como Jessica Alba (Los 4 fantásticos), Bradley Cooper (Resacón en las Vegas), Ashton Kutcher (American Playboy), Jennifer Gardner (El sueño de mi vida), Queen Latifah (Taxi) o Taylor Lautner (Crepúsculo). También protagonizó junto a Johnny Depp Alicia en el País de las Maravillas, que gozó de un enorme éxito. Ha participado en el elenco de El caballero oscuro (The Dark Knight) en 2012 donde trabaja con Christian Bale, Liam Neeson y Morgan Freeman, entre otros.

Anne Hathaway como Fantine

Pero sin duda, no ha sido hasta el 2013 cuando Anne por fin no se ha consolidado como indispensable de Hollywood. En febrero obtuvo el premio más deseado por todos los que se dedican al mundo del cine: el aclamado Óscar. El premio de Óscar a Mejor Actriz de Reparto le fue otorgado gracias a su más que brillante interpretación en Los Miserables, donde da vida a Fantine, una mujer de la clase obrera del siglo XIX que se ve obligada, para sobrevivir, a vender sus dientes y su melena y finalmente a ejercer la prostitución tras ser despedida de la fábrica en la que trabajaba. En palabras de Anne “valió la pena perder 12 kilos y cortarme el pelo ya que la película estaba destinada a ser un gran éxito”. Su sueño fue siempre trabajar en un musical, cualquiera que fuera, y tuvo la oportunidad de trabajar en Los Miserables, su obra preferida, dado que su madre, también actriz, participó en otra adaptación de esta aclamada obra de Victor Hugo cuando Anne era pequeña y esto cambió la vida de la joven actriz. Esta obra conecta especialmente con Anne, con su vida, su familia… su personaje enseña que tenemos que evitar el sufrimiento que las mujeres padecen a diario, ya sea en el siglo XIX o en el XXI.

Anne Hathaway en la fiesta de los Óscar

Anne Hathaway en la fiesta de los Óscar

Anne Hathaway es una gran actriz, con un largo listado de películas a su espalda y con unos proyectos increíbles por delante. Sabe cómo actuar a la perfección en función del género que está interpretando y esto hace que el espectador se vaya amoldando a sus diferentes papeles, todos ellos totalmente distintos unos de otros. Para mí Anne Hathaway es una de las mejores actrices del Hollywood actual, si bien esperamos que interprete papeles para un público distinto al que ya está acostumbrado a verla. Desde La Mujer del Fotograma nos gustaría felicitarla por su galardón y esperamos volver a verla pronto de nuevo con el título de nominada paseando por la alfombra roja.

-Lucía-

Advertisements

Una mujer de hierro


Meryl Streep, una de las grandes actrices de la historia. Nominada diecisiete veces a los premios Óscar, ganando en el premio a Mejor Actriz en 1982 por La Decisión de Sophie, y el premio a Mejor Actriz de Reparto en 1979 por Kramer vs Kramer.

También ha estado nominada veintiséis veces a los Globos de Oro, obteniendo dicho premio ocho veces por sus roles como Mejor Actriz de Drama, de Comedia o Musical, Miniserie o Telefilme, y como Actriz de Reparto. También cuenta con dos premios BAFTA a Mejor Actriz, dos premios Emmy, también a Mejor Actriz, y múltiples premios de festivales internacionales de cine.

Como demuestra su larga y premiada carrera, Meryl es una de las mejores actrices de la historia.

La artista nació en New Jersey, EEUU, en 1949. Hija de una artista y de un ejecutivo, la joven Meryl supo desde niña a qué se quería dedicar. A los ocho años comenzó con pequeñas funciones de teatro e inmediatamente supo que quería trabajar como actriz. Empezó a estudiar en la Universidad de Yale, y allí se dedicó a los estudios de arte dramático, música y ópera. Así fue como llegó a las pantallas esta actriz, cuyos dotes dramáticos han impresionado por todo el mundo.

Década de los 70

Comenzó trabajando en una serie televisiva llamada Holocausto. Ahí comenzó a ser reconocida y fue premiada con el Emmy a Mejor Actriz. En 1976 aparece en Julia y en el 78 fue nominada a Mejor Actriz de Reparto por su aparición en El Cazador. Pero su mayor logro llegó con Kramer vs Kramer (1979), ganando el Óscar a Mejor Actriz de Reparto.

Década de los 80

Consiguió un papel protagonista por La mujer del teniente francés y ganó un Óscar a Mejor Actriz por La decisión de Sophie, en la que interpreta a una mujer polaca que sobrevivió al Holocausto. A partir de 1984 fue nominada cuatro veces más a los premios Óscar por diferentes películas, una de ellas Memorias de África, film por el que la mayoría de sus seguidores la conoce. Su trabajo siempre ha sido exquisito en todos sus films y Memorias de África es un trabajo en el que consigue llegar al espectador gracias a su belleza, sencillez y ternura. Es un film que, si te gusta el trabajo de la actriz, bajo ningún concepto te puedes perder.

Década de los 90 en adelante

Sigue apareciendo en gran cantidad de films: La muerte os sienta tan bien, La habitación de Marvin

Fue con la nominación al Óscar por Adaptation con la que llegó a su decimotercera nominación a los premios, convirtiéndose así en la mujer más nominada de la historia. Pero las nominaciones no acabaron ahí, pues en los años siguientes se sumaron El diablo viste de Prada, La duda y Julie & Julia. Contando por ahora con diecisiete nominaciones.

Es increíble la cantidad de veces que ha sido nominada, y no es para menos. Esta actriz lo merece todo, pues es una artista de las buenas de verdad. Ha conseguido, además, compaginar su ocupada vida como actriz con un matrimonio feliz y cuatro hijos. Es todo un ejemplo a seguir de la mujer contemporánea, que equilibra el éxito profesional y el personal con suma elegancia.

Capacidad para interpretar diferentes roles

Gran cantidad de actores han opinado en alguna rueda de prensa o entrevista que uno de los papeles más complicados de interpretar es el drama. Ella ha aparecido en gran cantidad de películas dramáticas, sobre todo al comienzo de su carrera, interpretando mujeres traumatizadas por experiencias del holocausto, como en La decisión de Sophie o dramas románticos como en Memorias de África.

Pero Meryl no rechaza otros tipos de personajes. Da vida a una jefa malísima en El diablo viste de Prada, a una lesbiana fuerte y triste en Las Horas, a una madre organizando una boda para su hija y con problemas amorosos en Mamma Mia, a una gran chef en Julie & Julia, a una monja en La Duda y a una mujer madura divorciada pero atractiva en No es tan fácil. Nos ha hecho reír muchas veces, como nos ha hecho llorar otras cuantas.

Yo siempre he considerado que un buen actor es aquél que puede interpretar diferentes personalidades sin ningún problema. Aquellos actores que han podido hacer de malos y de buenos, sin ser reconocidos por trabajar siempre en el mismo género de película. Es el caso de Meryl, que ha podido aparecer en comedia, drama e incluso musical. Por eso a mí me parece una de las grandes actrices de la historia y, por lo tanto, de las más adoradas.

‘Disfruto interpretando mujeres difíciles’

Y es que a Meryl le gusta interpretar a mujeres complicadas, así afirmó ella días atrás en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Así se ha visto a lo largo de su carrera, en la que ha interpretado a madres, locas o, como en el caso de su última película, a la Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher (The Iron Lady) por la que ha conseguido su decimoséptima nominación al Óscar este año.

Compitió en la gala 84 de los Óscar del pasado febrero con otras cuatro buenas actrices: Viola Davis (The Help), Glenn Close (Albert Nobbs), Rooney Mara (The Girl with the Dragon Tattoo) y Michelle Williams (My Week With Marilyn). Finalmente les arrebató el premio por su brillante y sobrecogedora interpretación de la Primera Ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher.

Una gran actriz, admirada y adorada por muchos de nosotros. A sus sesenta y dos años sigue estupenda y profesional, y esperamos poder verla en muchas más películas y así disfrutar del esplendor y brillo que desprende en la pantalla.

-Silvia-

UN METODO PELIGROSO o Freud Tenía Razón


Un método peligroso, de David Cronenberg, es la fascinante recopilación de un momento único en la historia y en el desarrollo de un campo humanista de la medicina: la psiquiatría. El film se centra en el personaje del Dr Jung (Michael Fassbender), y, de forma colateral, en el de su contemporario, y más conocido, el Dr. Freud (Viggo Mortensen). Todos los personajes de la película están delicadamente estructurados y su complejidad apoya firmemente el argumento del film.
Por supuesto los roles femeninos están igualmente desarrollados y aportan gran lucidez tanto sobre el campo de la psiquiatría como sobre la psicología femenina.

La protagonista indiscutible es Sabina Spielrein (Keira Knightley), una joven con un grave desorden mental que llega al hospital donde trabaja el Dr. Jung. La gravedad de su condición se revela al ser incapaz de hablar por espasmos que le atraviesan el cuerpo al oir ciertas palabras o al intentar recordar su perturbador pasado. Demuestra síntomas de histeria, complejo de Edipo y masoquismo.

Freud acababa de establecer su teoría sobre la sexualidad como base de los desórdenes de orden psíquico y el joven e inexperto Dr. Jung decide intentar aplicar el tratamiento a Sabina. Es a partir de esa decisión que surge la transferencia y la contratransferencia.

La transferencia son los sentimientos que desarrolla un paciente hacia su médico, una especie de síndrome de Estocolmo médico. Sabina experimenta una repetición de los sentimientos que experimentó en su infancia hacia su padre, reflejados en el Dr. Jung. Está confundida y con él se siente segura, por lo que se enamora perdidamente de él.

El Dr. Jung, a su vez, es víctima de la contratransferencia: al ver lo enamorada que está Sabina de él, sucumbe a los encantos de ella. En su extraña relación, que pasa de médico-paciente a amantes sadomasoquistas, Sabina da forma a la relación imaginaria que existía en su mente entre ella y su padre. Acaban combinando una relación intelectual donde colaboran el uno con el otro en el desarrollo de nuevas teorías psiquiátricas, con violentos y humillantes actos sexuales en los que él la fustiga.

Sin embargo, al afrontar con sexualidad el problema psiquiátrico de Sabina, ella se cura y se convierte en una mujer brillante, culta, y en una psiquiatra de prestigio, pupila de Freud.

Otro personaje importantísimo pero que casi pasa desapercibido es el de Emma Jung (Sarah Gadon), la mujer del Dr. Jung. Mientras que el novato psiquiatra resuelve sus dudas existenciales y sus conflictos de la infancia mostrando su sadismo en la cama de Sabina, su mujer es el elemento de realidad que mantiene a Jung cuerdo, dándole por el camino cuatro hijos.

Ella es consciente en todo momento de la relación que existe entre su marido y su paciente, aunque no del inquietante matiz que la alimenta, e intenta pararla exponiendo su relación ante el Dr. Freud, figura paterna para el Dr. Jung. Emma se muestra fuerte y decidida, aunque lo único que sabe es intentar complacer a su marido quedándose embarazada tantas veces como sean necesarias para engendrar un hijo varón.

Ambas mujeres son luchadoras y cada una representa una feminidad distinta, como dice el propio Jung, Emma es “los pilares de su hogar” y Sabina es “el perfume que hay en el aire”.

Maria

Todo Sobre Mi Madre


A Bette Davis, Gena Rowlands, Romy Schneider… A todas las actrices que han hecho de actrices, a todas las mujeres que actúan, a los hombres que actúan y se convierten en mujeres, a todas las personas que quieren ser madres. A mi madre.

Todo sobre mi madre es un film escrito y dirigido por Pedro Almodóvar en 1999. Trata de Manuela (Cecilia Roth), una enfermera que adora y vive para su hijo. Todo cambia en su vida cuando este fallece atropellado por un coche el mismo día de su cumpleaños al salir de la obra de teatro Un tranvía llamado deseo. Manuela decide volver a Barcelona en busca del padre de su hijo.

En Barcelona se encuentra con su antigua amiga argentina Agrado (Antonia San Juan), un travesti que se gana la vida como prostituta. También llega a conocer a la Hermana Rosa (Penélope Cruz), un chica joven que se dedica a ayudar a los demás. Manuela acaba entablando amistad también con la actriz de Un tranvía llamado deseo, Huma Rojo (Marisa Paredes) y comienza a trabajar para ella.

Como vemos, son todo mujeres en el film. Como ya he escrito antes en Volver, las mujeres en el cine de Almodóvar no pasan por las fases objeto-sujeto. Almodóvar usa a la mujer directamente como sujeto, dándole una vitalidad, fortaleza e importancia que no se ve en todas las películas protagonizadas por mujeres. La mujer llena la película, y se convierte en la protagonista por excelencia.

Las mujeres en esta película son seres fuertes, emotivos y llenos de belleza. Almodóvar dota de fuerza a sus personajes, como el valor y ánimo que da a Manuela para seguir viviendo tras la pérdida de su hijo. O la fuerza que da a Rosa para intentar recuperarse de su enfermedad.

Manuela se puede definir como una mujer amable, en la que las demás se apoyan gracias a su fortaleza. Bella, llena la pantalla con su astucia y valentía. Generosa, luchadora, valiente.

Huma representa el vacío: la fama, el éxito y la soledad. La fama solo le hace sentirse más sola y no le proporciona nada: el éxito no tiene ni olor ni sabor y, cuando te acostumbras, es como si no existiera.

Agrado representa el humor, la ternura, la amigabilidad, el pacifismo… Es una mujer espontánea, hace reír al resto aunque no estén en su mejor momento.

Rosa representa la juventud, la ingenuidad, la ternura. También la bondad, la dulzura, la generosidad. Se queda viviendo con Manuela cuando se da cuenta de que está embarazada.

Es una película llena de emociones, sentimientos, amistad, amor… y, por supuesto, es un film lleno de los temas Almodóvar: transexuales, enfermedades, homosexualidad, prostitutas…

Almodóvar estaba muy unido a su madre. Siempre ha dado mucha importancia a las madres en sus películas y todas ellas tienen algo en común: están volcadas en sus hijos y cuidan de ellos constantemente. Esto no solo lo vemos en Todo sobre mi madre, donde, al principio del film, podemos ver a Manuela con su hijo Esteban y apreciamos como cuida de él y como le respeta. También lo podemos ver en otros de sus films como ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o Volver.

Este film, uno con los que Almodóvar ha encontrado más éxito y premios internacionalmente, no solo nos habla de mujeres, si no que nos refleja la feminidad desde distintos puntos de vista, desde mujeres con distintas educaciones, sueños, pasiones y deseos, dando lugar a un film que bajo ningún concepto te puedes perder.

Dejo el tráiler para tentarte a verla, merece la pena:

Silvia

UN DIOS SALVAJE o Lo Humano y Lo Absurdo


El nuevo film de Polanski, Un Dios Salvage (Carnage) es una curiosa adaptación cinematográfica de la novela de Yasmina Reza Le Dieu du Carnage. En ella se refleja la ética, la hipocresía, la moralidad y los valores humanos, conservando en cierto modo el efecto de escenario para mejor representar el absurdo.

En todo el film solo aparecen cuatro personajes; dos parejas, dos hombres y dos mujeres. El hijo de la primera pareja ha pegado al hijo de la segunda con un palo, haciéndole perder un diente. Los cuatro se reúnen para intentar resolver el problema como adultos civilizados. La clave está en “adultos civilizados”.

Penelope Longstreet (Jodie Foster) es la madre de la víctima, una defensora de los derechos humanos en África y gran denunciadora de las atrocidades que los humanos permitimos que sucedan todos los días en cualquier rincón del mundo. Durante la película es ella la razón por la que las dos parejas se tiran horas juntos, odiándose, en el salón de los Longstreet, ya que ella defiende un humanismo voluntario y generoso, mientras que los otros tres son mucho más cínicos en cuanto a la naturaleza humana se refiere. Penelope llega a perder los estribos porque no consigue entender cómo el Sr. Cowan puede ser tan ruin y tan visceral con su visión hobbiana del mundo, y aplicar homo homini lupus hasta a un par de niños de 11 años.

Nancy Cowan (Kate Winslet) es la madre del perpetrador del golpe, o del “criminal”. Intenta ser sutil y conciliadora, con un aire de superioridad y mirada estricta, hasta que la tensión y la disparidad de opiniones entre unos y otros le supera y simplemente se ríe de la exagerada valoración de la humanidad de Penelope y de la despreciable mezquindad de su propio marido.

Nancy y Penelope comparten momentos de rivalidad y momentos en los que se sienten unidas, sobre todo contra sus maridos.

Ambos personajes van mutando, sobre todo el de Nancy, y revelando su propia visión sobre la moralidad, los valores humanos, los motivos y las agendas, las actitudes públicas y las hipocresías, y la felicidad. El film es un drama presentado como comedia absurda que consigue entretener al espectador para distraerle y que no sé dé cuenta de que ha de plantearse cuestiones tan rotundas y graves como las que se plantean los personajes de la película.

Maria

Sophie Scholl: Los Últimos Días


Sophie Scholl: los últimos días (Sophie Scholl: die letzten Tage), se ha convertido en una de mis películas preferidas. Es una película que impresiona en todos los sentidos. He de admitir que he aprendido mucho con este film.
Ésta es una historia verídica. Pero aunque esta historia se ha convertido en película, la protagonista (Julia Jentsch) interpreta maravillosamente el papel de Sophie, tan bien lo ha interpretado que si leemos la biografía de la verdadera Sophie Scholl, no veremos diferencia alguna entre ambas.

En 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, un grupo de jóvenes, sobre todo universitarios, recurren a la resistencia pasiva como única vía efectiva para combatir a los nazis. Nace así “la Rosa Blanca” un movimiento de resistencia cuyo fin es la caída del Tercer Reich. La única mujer de este grupo es Sophie Scholl.

El 18 de Febrero de 1943 Sophie y su hermano, Hans, fueron arrestados en la universidad de Munich mientras repartían panfletos para derrocar al Tercer Reich. La película gira en torno a las interrogaciones de Sophie y a su posterior asesinato.
Sophie es una persona admirable, valiente y extremadamente lista. Está prometida con  Fritz, un soldado que acaba de regresar de Stalingrado que mantiene su juramento al Tercer Reich y que no sabe nada acerca de las actividades de Sophie. Creo que muy pocas personas son tan valientes como lo fue ella en un mundo dominado por el odio: el nazismo.

Sophie vive con su hermano en Munich mientras duran sus estudios universitarios. Tiene un grupo de amigos que comparten su ideología y que se ofrecen a ayudarla a repartir esos panfletos que cambiarán su vida para siempre. Cuando es arrestada, es sorprendente ver que no está asustada en absoluto. Contesta de una forma admirable a las preguntas del investigador, sin mostrar si quiera un signo de miedo o terror. Yo, por mi parte, en su situación estaría realmente asustada. ¿Cómo es posible que la madurez de una chica de solo veintiún años sea tan grande?

Como ya he dicho, la película gira en torno a sus investigaciones, el juicio y su muerte. Es una película dura, realista e impactante. Desde mi punto de vista, Sophie no es del todo consciente de lo que le está pasando, al contrario que su hermano y otro amigo también involucrado, el cual está casado y va a ser padre, que están realmente asustados, aunque no se arrepienten: aceptan que lo que han hecho ha sido por el bien de la sociedad, que tiene derecho a saber lo que está ocurriendo.

Si alguien no ha visto la película y no sabe cómo es en realidad Sophie Scholl, he de decir que es una chica bajita, con cara de niña, que siente una gran tristeza por la situación que está viviendo su país. Al principio su aspecto nos puede confundir, pero aunque muestre esa apariencia tan juvenil, Sophie es una chica muy madura para su edad. Sabe cómo tiene que comportarse en cada situación, como también sabe que mientras es interrogada no puede decir una sola palabra que delate al grupo, si no que, si tiene que hablar, la culpa se la echa a ella misma.

Sophie Scholl es una película meramente filosófica que nos muestra una gran verdad: no todos los alemanes estaban a favor del nazismo, si no que como se puede ver en la película, estudiantes que se han formado una opinión con respecto a la vida política de un país y que no están de acuerdo con ella no se quedan sentados a esperar qué es lo que va a suceder, si no que salen a las calles a difundir el mensaje de libertad y de no violencia.

La vida de Sophie Scholl, aunque corta, fue una vida intensa, donde aprendió cosas valiosas. Fue una vida de pensamiento y reflexión. Sophie, junto con su hermano se dedicaron por completo a proteger la libertad de expresión, libertad que durante el nazismo no existía. La defensa que Sophie hace de esta libertad  la convierte en uno de los personajes admirados por la Historia.
Recomiendo, sin duda, ver esta película, para que cada persona saque sus propias conclusiones. Concluisiones que estoy seguro le servirán en un futuro.

Aquí os dejo el tráiler:

Lucía

LONDON BOULEVARD o El Porqué de la mujer en el cine


El film London Boulevard, de William Monahan, es un film que nos interesa en La Mujer del Fotograma por el comentario que hace la protagonista, Charlotte (Keira Knightley).

Charlotte es una famosísima actriz británica – de hecho, Keira Knightley hace de una versión recluída de sí misma en el film- que vive aislada en una inmensa mansión, sola con su viejo amigo y guardaespaldas Jordan (David Thewlis), oculta de los paparazzi que la acosan cuales buitres.

Cuando le explica al chico malo-pero-bueno Mitchel (Colin Farrel) por qué dejó su carrera como actriz para vivir huyendo de la atención del público y ocultándose entre cortinas, Charlotte explica que en el cine, las mujeres solo sirven para dos cosas: para darle una excusa al héroe de hablar de sí mismo en pantalla, dando introspección al espectador; o para desnudarse.

Os dejo con la reflexión que pronuncia la actriz que hace de actriz y habla de las actrices.

Maria

%d bloggers like this: