Home > Las más actuales > Una mujer de hierro

Una mujer de hierro

Meryl Streep, una de las grandes actrices de la historia. Nominada diecisiete veces a los premios Óscar, ganando en el premio a Mejor Actriz en 1982 por La Decisión de Sophie, y el premio a Mejor Actriz de Reparto en 1979 por Kramer vs Kramer.

También ha estado nominada veintiséis veces a los Globos de Oro, obteniendo dicho premio ocho veces por sus roles como Mejor Actriz de Drama, de Comedia o Musical, Miniserie o Telefilme, y como Actriz de Reparto. También cuenta con dos premios BAFTA a Mejor Actriz, dos premios Emmy, también a Mejor Actriz, y múltiples premios de festivales internacionales de cine.

Como demuestra su larga y premiada carrera, Meryl es una de las mejores actrices de la historia.

La artista nació en New Jersey, EEUU, en 1949. Hija de una artista y de un ejecutivo, la joven Meryl supo desde niña a qué se quería dedicar. A los ocho años comenzó con pequeñas funciones de teatro e inmediatamente supo que quería trabajar como actriz. Empezó a estudiar en la Universidad de Yale, y allí se dedicó a los estudios de arte dramático, música y ópera. Así fue como llegó a las pantallas esta actriz, cuyos dotes dramáticos han impresionado por todo el mundo.

Década de los 70

Comenzó trabajando en una serie televisiva llamada Holocausto. Ahí comenzó a ser reconocida y fue premiada con el Emmy a Mejor Actriz. En 1976 aparece en Julia y en el 78 fue nominada a Mejor Actriz de Reparto por su aparición en El Cazador. Pero su mayor logro llegó con Kramer vs Kramer (1979), ganando el Óscar a Mejor Actriz de Reparto.

Década de los 80

Consiguió un papel protagonista por La mujer del teniente francés y ganó un Óscar a Mejor Actriz por La decisión de Sophie, en la que interpreta a una mujer polaca que sobrevivió al Holocausto. A partir de 1984 fue nominada cuatro veces más a los premios Óscar por diferentes películas, una de ellas Memorias de África, film por el que la mayoría de sus seguidores la conoce. Su trabajo siempre ha sido exquisito en todos sus films y Memorias de África es un trabajo en el que consigue llegar al espectador gracias a su belleza, sencillez y ternura. Es un film que, si te gusta el trabajo de la actriz, bajo ningún concepto te puedes perder.

Década de los 90 en adelante

Sigue apareciendo en gran cantidad de films: La muerte os sienta tan bien, La habitación de Marvin

Fue con la nominación al Óscar por Adaptation con la que llegó a su decimotercera nominación a los premios, convirtiéndose así en la mujer más nominada de la historia. Pero las nominaciones no acabaron ahí, pues en los años siguientes se sumaron El diablo viste de Prada, La duda y Julie & Julia. Contando por ahora con diecisiete nominaciones.

Es increíble la cantidad de veces que ha sido nominada, y no es para menos. Esta actriz lo merece todo, pues es una artista de las buenas de verdad. Ha conseguido, además, compaginar su ocupada vida como actriz con un matrimonio feliz y cuatro hijos. Es todo un ejemplo a seguir de la mujer contemporánea, que equilibra el éxito profesional y el personal con suma elegancia.

Capacidad para interpretar diferentes roles

Gran cantidad de actores han opinado en alguna rueda de prensa o entrevista que uno de los papeles más complicados de interpretar es el drama. Ella ha aparecido en gran cantidad de películas dramáticas, sobre todo al comienzo de su carrera, interpretando mujeres traumatizadas por experiencias del holocausto, como en La decisión de Sophie o dramas románticos como en Memorias de África.

Pero Meryl no rechaza otros tipos de personajes. Da vida a una jefa malísima en El diablo viste de Prada, a una lesbiana fuerte y triste en Las Horas, a una madre organizando una boda para su hija y con problemas amorosos en Mamma Mia, a una gran chef en Julie & Julia, a una monja en La Duda y a una mujer madura divorciada pero atractiva en No es tan fácil. Nos ha hecho reír muchas veces, como nos ha hecho llorar otras cuantas.

Yo siempre he considerado que un buen actor es aquél que puede interpretar diferentes personalidades sin ningún problema. Aquellos actores que han podido hacer de malos y de buenos, sin ser reconocidos por trabajar siempre en el mismo género de película. Es el caso de Meryl, que ha podido aparecer en comedia, drama e incluso musical. Por eso a mí me parece una de las grandes actrices de la historia y, por lo tanto, de las más adoradas.

‘Disfruto interpretando mujeres difíciles’

Y es que a Meryl le gusta interpretar a mujeres complicadas, así afirmó ella días atrás en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Así se ha visto a lo largo de su carrera, en la que ha interpretado a madres, locas o, como en el caso de su última película, a la Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher (The Iron Lady) por la que ha conseguido su decimoséptima nominación al Óscar este año.

Compitió en la gala 84 de los Óscar del pasado febrero con otras cuatro buenas actrices: Viola Davis (The Help), Glenn Close (Albert Nobbs), Rooney Mara (The Girl with the Dragon Tattoo) y Michelle Williams (My Week With Marilyn). Finalmente les arrebató el premio por su brillante y sobrecogedora interpretación de la Primera Ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher.

Una gran actriz, admirada y adorada por muchos de nosotros. A sus sesenta y dos años sigue estupenda y profesional, y esperamos poder verla en muchas más películas y así disfrutar del esplendor y brillo que desprende en la pantalla.

-Silvia-

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: