Home > Iconos clásicos > MATRIX o La Divinidad Andrógena

MATRIX o La Divinidad Andrógena

Matrix es una película de culto de los hermanos Wachowski que lleva doce años siendo una referencia para la ciencia ficción e incluso para la filosofía. El film describe un mundo onírico creado como una ilusión virtual por un ordenador para que los humanos crean que viven en la sociedad que conocen, cuando en realidad están encerrados en burbujas y sirven como energía para las máquinas que ahora dominan la Tierra.

Todos los personajes de este film (aunque Matrix sea una trilogía, hablaré solo de la primera entrega: The Matrix) son fascinantes y complejos, puesto que son metáforas de pensamientos, sentimientos o complejas teorías. Trinity (Carrie Anne Moss), el personaje femenino principal, no es la excepción.

Trinity, como sus compañeros masculinos, es una programadora y hacker que consigue escapar del Matrix y “despertar” en el mundo real. Su personaje es aparentemente masculino: de todos los personajes, Trinity es la que mejor conduce cualquier tipo de automóvil, es de las mejores hackers y de los mejores en la maestría de las artes marciales.

Físicamente tampoco resulta particularmente femenina: siempre va vestida con un traje de cuero negro, lleva el pelo muy corto y peinado hacia atrás, y la mayoría del tiempo su cara está cubierta por unas pequeñas gafas de sol.

Sin embargo, su papel es profundamente femenino. La importancia de Trinity en el film es que Neo, el protagonista, se enamora de ella. Ella lleva tiempo también enamorada de él, incluso sin haberle conocido fuera del Matrix, pero intenta ocultárselo. El momento donde se revela su importancia, como mujer y como personaje en el film, es cuando Neo es asesinado y ella – como si se tratara de un príncipe de Disney – le besa románticamente: el corazón de Neo vuelve latir y vive.

El nombre mismo de Trinity – Trinidad – es increíblemente simbólico. Está fuertemente ligado a la teología cristiana que asegura que a través de la Trinidad, uno recibe la vida eterna. La Trinidad es además la conjunción del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: una especie de madre simbólica del Todo.

El personaje de Trinity es complejo y andrógeno, pero lo que le hace realmente necesario y relevante para la película es esa naturaleza femenina que, aunque intenta ocultar, acaba definiendo su vida, la de Neo, y la irrevocable decisión que lleva al impactante final de la trilogía.

Supongo – y espero – que todos los que nos lean hayan visto esta película, pero por si acaso, os dejo aquí el tráiler (si no lo habeis visto, esto debería convenceros):

Maria

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: