Home > Iconos clásicos > Femme Fatale: Especie en Extinción

Femme Fatale: Especie en Extinción

Un ensayo de Kevin Nance me ha cautivado y me ha hecho reflexionar sobre el progreso del rol de la mujer en el cine; particularmente, sobre el desarrollo de los personajes femeninos en el cine y lo que eso dice de nuestro aparente modernismo.

El escritor David Torres afirma: “yo es que no me explico que Scarlett Johansson, que está bien y tal, se haya convertido en la gran mujer de nuestro tiempo y que, en cambio, Linda Fiorentino haya pasado casi desapercibida durante los últimos 20 años, cuando es una mujer infinitamente más interesante y con más matices”. El columnista de El Mundo, Santiago González, replica “Scarlett, comparada con Fiorentino, es una ovejita”.

¿Por qué entonces, en una sociedad en donde, en principio, se admira a la mujer fuerte e independiente, nos encontramos con iconos femeninos que resultan insípidos?

Nance cree que la femme fatale resulta anticuada y retrógrada puesto que relaciona a la mujer que asume su sexualidad con la maldad. Por lo tanto, aunque la liberalización sexual de la sociedad haya sido, sin duda, algo positivo, ha traído con ella una banalización y desmitificación del sexo, así como un feminismo confundido.

La mujer moderna, en su afán de igualdad, olvida o elige olvidar que hay un factor, intrínsecamente femenino, que la distingue del hombre: el sex appeal.

Desde el principio de los tiempos, las mujeres han usado su erotismo como poder de manipulación sobre los hombres, con increíble éxito. Curiosamente, las auto-proclamadas feministas, en un acto de machismo desgarrador, han arrebatado a la mujer una de sus facetas más representativas y uno de sus medios de poder sobre el “sexo fuerte”. Puesto que las feministas luchan contra el ideal retrógrado de la mujer-objeto, pretenden separar lo más posible a la mujer del sexo, lo cual es un gravísimo error.

Una verdadera feminista es aquella que desea que la mujer se libere y sea fuerte, por ponerlo de forma maquiavélica: por cualquier medio, cueste lo que cueste.

Si el sex appeal es algo que seduce a los hombres y que otorga poder a las mujeres, ¿cuál es el problema? Nuestra naturaleza humana y biológica nos hace débiles: a las mujeres nos gustan los hombres fuertes y que nos transmitan seguridad; a los hombres les gustan las mujeres que representen una de las muchas versiones que hay del sexo.

La femme fatale es una representación de mujer que controla su vida (social y sexual) y que controla a los que la rodean. Es una especie en extinción ya que su herramienta de control era la sensualidad, algo que la mujer actual pierde a favor de la igualdad y de asemejarse a los hombres (especialmente en el ámbito profesional). La pérdida de identidad sexual de las mujeres hoy en día me resulta preocupante ya que creo que una mujer puede hacerse valer conservando su feminidad, sensualidad y sexualidad.

El más que interesante ensayo de Kevin Nance se llama “Cherchez la femme fatale”, y además de recordar a las mejores femmes fatales de la historia del cine, explica su declive y desaparición. Dice que aunque las femmes fatales eran siempre producto de escritores, y no de escritoras, son personajes protofeministas, y mil veces más fascinantes que las super heroínas de hoy (cuya embajadora es, sin lugar a dudas, Angelina Jolie).

El ensayo íntegro se encuentra en  Cherchez la femme fatale.

Maria

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: